Oncología infantil, cuenta pendiente para el sistema de salud rionegrino

El caso de Ciro, un niño de Cipolletti que viajó esta semana a Buenos Aires por un trasplante, puso a la vista los problemas que atraviesan las familias que luchan contra el cáncer.



Ciro viajó el lunes a Buenos Aires para el trasplante de médula, luego de la donación de un ciudadano alemán.

Ciro viajó el lunes a Buenos Aires para el trasplante de médula, luego de la donación de un ciudadano alemán.

Casi 2.500 personas ya forman parte de la comunidad en Facebook que se propuso conseguir “Una médula para Ciro”. La idea es que sean muchos más y que la cruzada sirva también para ayudar a la familia de este niño de Cipolletti, que deberá vivir los próximos tres meses en Buenos Aires para llevar adelante un tratamiento contra la leucemia.

Esa necesidad de viajar no es nueva para Ciro y su familia. Durante los últimos años tuvieron que trasladarse muchas veces a Neuquén, porque Río Negro no tiene servicio de oncología pediátrica en su sistema de Salud.

Desde Salud Pública confirmaron el déficit para atender dentro de la provincia casos con esta complejidad.

El ministro, Fabián Zgaib, explicó que no hay centros, ni públicos ni privados, que cuenten con un servicio oncológico infantil, aunque aseguró que están trabajando y gestionando para abrir uno en el hospital de Bariloche.

“No hay lugares para hacer una especialidad tan específica como lo es oncología infantil”, aseveró el responsable del área de Auditoría Médica, Martín Ciliberto, quien agregó que “la mayoría están en ciudades grandes, como Neuquén o Buenos Aires”.

Ciro es uno de los niños con leucemia que comenzó su tratamiento oncológico dentro del servicio de pediatría en una de las clínicas de la capital neuquina, que sirve de centro de derivación de la zona norte de la Patagonia.

El pequeño ingresó en el año 2016, completó su tratamiento con resultados positivos, pero el año pasado tuvo una recaída. “Le volvió la enfermedad con un tumor en el testículo y necesita un trasplante de médula”, explicó Moira, su mamá.

Desde el lunes, Ciro está instalado en Buenos Aires a la espera de ser trasplantado. Ya encontró un donante de médula alemán y sólo falta que se sorteen las trabas burocráticas.

Moira comentó a “Río Negro” que estaba preocupada ya que fueron informados de supuestas faltas de pagos desde la Provincia para que el Incucai gestione el traslado de la médula desde Alemania.

Sin embargo, Ciliberto sostuvo que ya se hicieron las autorizaciones correspondientes y que los pagos son posteriores a la intervención, como está establecido en la Ley de Administración Financiera.

De todas formas, el funcionario entendió que “la burocracia del Estado tiene otros tiempos, que no son los mismos que los de los pacientes”.

Como se estima que el tratamiento dure al menos tres meses, la familia de Ciro pide colaboración a través de la página de Facebook, “Una médula para Ciro”.

Como Ciro, hay otras dos niñas, Milagros y Priscila, que también comenzaron el procedimiento para ser trasplantadas en Buenos Aires.

.

Cómo ayudar para la estadía

Ciro viajó a Buenos Aires con su mamá y con su hermanito de tres meses.

Las donaciones las reciben en la Caja de Ahorro 251-122216539 000 del Banco Patagonia. El CBU es 0340251308122216539007.

El numero telefónico de la mamá es 2995952184.


Comentarios


Oncología infantil, cuenta pendiente para el sistema de salud rionegrino