La Manzana y sus mágicos números





Dos semanas después del cierre, la Fiesta de la Manzana todavía permite reflexiones y preguntas.

Fue masiva. Ningún indicador oficial permite vincularla a un aumento de casos de covid. Y se proyectó como pocas veces a todo el país, gracias a las transmisiones televisivas y de los posteos en redes de los artistas contratados.

Otro rasgo positivo comparado con ediciones anteriores: la información oficial rápida sobre los costos del evento. El municipio detalló que se usaron 56 millones del Presupuesto, porque la organización costó casi 72 millones y hubo ingresos por 15 millones, provenientes de auspicios, venta de stands y de puestos de artesanos.

Ahora bien, ese paso adelante en materia de transparencia no explica todo.

El gobierno local fue expeditivo para decir cuánto invirtió, pero no contó con la misma velocidad quiénes “perdieron” ante la Manzana. No hay que olvidar que la fiesta no estaba presupuestada y cuando se decidió llevarla adelante, el equipo de Hacienda del municipio tuvo que resolver desde dónde salían esos 72 millones.

Algunos datos que aportan fuentes del propio entorno municipal indican que la partida de “Energía Alumbrado Público” fue la más afectada, pero que también hubo podas en los ítems “Ayudas sociales” y “Subsidios”.

El Ejecutivo podría haber transparentado todo el recorrido de los fondos, para evitar los cuestionamientos internos por reducir -aunque sea en una porción minoritaria- las previsiones para resolver problemas de los roquenses más vulnerables.

Otro costado para analizar es el político. La cercanía de la Fiesta de la Confluencia -con el municipio neuquino declarando un presupuesto de 60 millones sólo para artistas, cuando el gobierno de Roca admitió una erogación de 37 millones en ese rubro- dejó a la Manzana expuesta a las comparaciones.

Y en ese ámbito, la “chapa” que mostró siempre el sorismo por contar con “la fiesta más importante de la Patagonia” no pudo ser exhibida este verano, porque las diferencias de magnitud y convocatoria entre un evento y otro fueron notorias.

Finalmente, el plano económico también presenta registros importantes para observar.

No hay dudas sobre el incentivo que genera la FNM, generando ocupación total en los hoteles de Roca y de ciudades aledañas, alta demanda en los locales gastronómicos y derrames hacia otros rubros.

En su comunicado oficial, el municipio sostuvo que ese movimiento “superó los 400 millones de pesos”.

En la edición 2020, la última organizada antes de la pandemia, el mismo Ejecutivo informó que las erogaciones totales habían sido de 43 millones, con 13 millones de recaudación y un consecuente saldo de 30 millones, surgidos del Presupuesto local.

Esas cifras -igual que las relacionadas con las contrataciones de artistas- marcan un incremento del 90% para la fiesta de este año, algo que se corresponde con la inflación acumulada en el país.

Lo llamativo es que en el 2020 el gobierno dijo que el movimiento económico generado por la Manzana fue de 100 millones.

Saber cómo hacen los cálculos sería importante, para sacar a esa estimación del realismo mágico.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La Manzana y sus mágicos números