Otro juez del STJ rionegrino renuncia para jubilarse

Enrique Mansilla decidió jubilarse con los beneficios que el régimen previsional le otorga ahora.

El juez del STJ Enrique Mansilla asumió en 2012. Foto: archivo

El juez del STJ Enrique Mansilla asumió en 2012. Foto: archivo

El juez del Superior Tribunal de Justicia rionegrino Enrique Mansilla le presentó en las últimas horas su renuncia a la gobernadora Arabela Carreras. La decisión es consecuencia de la intimación de la Anses para que acceda a la jubilación que ya tramitó con los beneficios del 82% móvil.

La información fue confirmada por un portavoz del Superior Tribunal en el mediodía de este viernes.

Es la segunda renuncia por el mismo motivo en la cúpula del Poder Judicial de la provincia. Hace poco más de una semana hizo lo mismo Adriana Zaratiegui.

La Anses exigió el cese a los jueces y magistrados que tienen la edad y los servicios requeridos, y que iniciaron y terminaron sus trámites a que se jubilen ahora como único modo de mantener la anterior cobertura previsional anterior a la reforma de 2020 que eliminó condiciones extraordinarias, como el enganche del haber jubilatorio del 82% con la remuneración del activo de su último cargo.

Mansilla tiene 63 años y es abogado desde 1982 (Universidad de Belgrano). Fue secretario de un juzgado civil de Viedma y en 1989 se transformó en juez pero en Bariloche. Asumió en el STJ el 14 de mayo de 2012 junto con Sergio Barotto, en reemplazo de Luis Lutz y Alberto Balladini.

Liliana Piccinini es otra de las jueza del STJ intimada para jubilarse con los beneficios anteriores, pero hasta ahora no se conoce su decisión.

Las renuncias de Zarietegui y Mansilla podrán ser tratadas en una misma sesión del Consejo de la Magistratura Grande que preside la gobernadora Arabela Carreras, e integrado por 12 legisladores y 12 representantes de los Colegios de Abogados.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Otro juez del STJ rionegrino renuncia para jubilarse