Pagar sueldos, la preocupación de las cámaras empresariales

Señalaron problemas para acceder a créditos. Advirtieron que el mes que viene no pueden garantizar los compromisos.





El entramado empresarial de Neuquén está íntimamente ligado a la industria petrolera y una muestra de ello es que la Federación de Cámaras de Cámaras del sector Energético de Neuquén (Fecene) engloba a nada menos que 16.000 trabajadores. Pero en tiempos turbulentos como los actuales, desde las cámaras se reconoció que la preocupación central es cómo hacer para pagar los sueldos en medio del enorme freno de la actividad.

La crisis que estamos viendo hoy no se compara con nada, ni con el 2008, ni con el 2001”, remarcaron desde la Fecene y advirtieron que “estamos viendo todos los anuncios que se han hecho de líneas de créditos porque vamos a necesitar que alguien nos ayude porque tenemos que seguir pagando sueldos cuando tenemos cero ingreso”.

Para el secretario de Relaciones Institucionales de la Cámara de Empresas de la industria Petrolera y afines (Ceipa), Gonzalo Echegaray, “lo peor está por venir porque la cadena de pagos está rota”.

Echegaray advirtió que “en estos días las empresas van a hacer lo que puedan para pagar sueldos, pero el tema es cuántos van a poder pagar a sus proveedores, porque lo que es seguro es que nadie va a poder pagar todas las deudas”.

Echegaray remarcó que “hay comercios y empresas de la provincia que son nuestros proveedores que se van a ver afectados y el mes que viene va a ser el problema porque no alcanza para paliar una crisis extraordinaria con una línea de créditos ordinaria”.

En números

16.000
son los trabajadores que enrolan las empresas que conforman la federación de cámaras Fecene.

En ese sentido, desde las cámaras se valoraron los planes de apoyo lanzados por Nación y Neuquén pero se advirtió que se necesita más. “Hay créditos pero cómo accedés, cómo hacés para presentar los avales si no hay bancos abiertos”, enfatizaron desde las cámaras.

Para Echegaray el problema es aún más profundo: “esta crisis nos encontró estando las pymes ya en crisis, entonces hay muchas empresas que no califican para los créditos. Lo que se necesita es una línea a sola firma porque si no esas empresas van a cerrar”.

El referente de la Ceipa advirtió que “vamos a necesitar que se active el Fogar (Fondo de Garantías de Argentina) para respaldar los créditos a las pymes y que se extiendan los Repro para que el Estado pague parte de los sueldos para pasar esta etapa en la que no hay ventas”.

El dato

2.300
millones de pesos contempla la línea de ayuda financiera que lanzó el BPN.

Desde las cámaras se explicó que las empresas petroleras cuentan con tres sistemas de contratación. On call, se denomina cuando se convoca a una firma para brindar un servicio puntual. “Claramente no están llamando, entonces no hay trabajo”, indicó Echagaray.

La segunda modalidad es la de orden de compra, en cuyos casos son muchas pymes ya recibieron el aviso de suspensión de esas compras.

La tercera modalidad es la de contratos mensualizados. “La mayoría recibimos una notificación de que, por razones de fuerza mayor, se suspenden las actividades y se verán las suma que fijen los contratos como penalidad”, indicó Echegaray y detalló que “en todos los casos estos cortes son legales y lo que más nos preocupa es que por ejemplo en el alquiler de tráilers llegaron a pedir que los retiren de los campos, lo cual nos da la pauta de que terminada la cuarentena no se va a volver a trabajar como antes”.

Desde la Fecene fueron claros con el escenario por delante: “acá lo primero es la salud de todos, pero la verdad es que no se ve un panorama claro, porque ni siquiera sabemos cuánto va a durar esto”.


Comentarios


Pagar sueldos, la preocupación de las cámaras empresariales