Pensamientos: la flor ideal para ponerle color al frío

Durante el otoño e invierno, cuando los días se acortan y el sol se duerme temprano, la mayoría de las plantas también guardan su floración. Ésteas, en cambio, adronan los jardines con su amlísima variedad.Una experta aconseja cómo cuidarlos.

Un impresionante ramo que muestra los contrastes y variedades de esta bellísima flor.

Un impresionante ramo que muestra los contrastes y variedades de esta bellísima flor.

El pensamiento es una de las flores más hermosas de la naturaleza. Se trata de una planta anual, amante del frío, y muy conocida popularmente porque transmiten inconmensurable belleza, además de una excelente energía que viste de llamativos colores, todo espacio verde, jardín, maceteros colgantes, bordes y caminitos.


Durante el otoño e invierno, cuando los días se acortan y el sol se duerme temprano, la mayoría de las plantas también guardan su floración para despertar en primavera. Los pensamientos, en cambio, abren sus flores, con sus más intensos colores en medio del frío.

Los pensamientos son plantas híbridas muy ornamentales y decorativas solicitadas en el mercado del paisajismo y en decoración de jardines.

Surgen de una especie silvestre llamada viola tricolor, conocida también como viola tricolor hortensis, a principio del siglo XIX. Su nombre científico correcto para los híbridos es viola x wittrockiana.

El nombre honra a Veit Brecher Wittrok, cuarto Profesor Bergianus de Botánica en la Universidad de Estocolmo. Wittrock fue un estudioso de las variaciones en la Viola y publicó numerosos artículos sobre el tema.

Parecen dibujadas, perfectas.


Se trata de una planta bianual que durante el primer año solo da hojas y su floración la produce recién en el segundo año que, bajo cuidados determinados puede llegar a volverse perenne.


¿Cuál es la diferencia entre pensamientos y violas?



Los pensamientos pertenecen al género de las Violas y se puede diferenciar de otras especies de violas por el tamaño de sus flores que es más grande; mientras que las violas producen flores más pequeñas, aunque en mayor cantidad.
También la planta de la viola es más resistente.

Esto no significa que los pensamientos carezcan de firmeza porque crecen sin problemas en cualquier lugar, con temperaturas frías o suaves.

“Su rango de temperaturas óptimo está entre -4ºC y 21ºC y pueden llegar a resistir hasta -10ºC, pero el estrés provoca que su follaje se vuelva ligeramente morado”, indica Marianela Gasparini.


Flores y hojas de la viola



Las plantas de pensamiento producen flores individuales y simples, con cinco pétalos cada una. Las flores suelen medir entre cinco y siete cm de diámetro que se van empequeñeciendo a medida que el clima se calienta. Los pétalos son generalmente lisos, pero existe una amplia variedad con flores rizadas. El follaje saludable de un pensamiento es de color verde oscuro, con hojas planas y ovaladas.

Estas plantas compactas no superan los 20 cm de altura y pueden extenderse hasta los 50 cm, por lo tanto, son ideales para emplear en borduras, caminos, y como colgantes en contenedores.

Según Gasparini, se han creado grandes variedades y muy diferentes, pero los jardineros no suelen distinguirlos por el nombre de la variedad. Los productores no etiquetan las macetas con más que el género. Los aficionados los identifican por la combinación de colores, que es muy amplia: albaricoque, azul, bronce, negro, rosa, morado, rojo, blanco o amarillo. Pero hay algunas variedades populares que vale la pena conocer: las Joker, de color púrpura de fondo y frente naranja; la serie Supreme, con fondo y frente del mismo color; o la serie Springtime, que prosperan bien en un rango de temperaturas más cálida.


Consejos y cuidados



“Se deben elegir plantas compactas, con capullos, pero con pocas flores. Las plantas larguiruchas, con tallos espigados, crecen peor y tienen un periodo de floración más corto”, explica la experta.

A los pensamientos les gusta el suelo fresco y húmedo, con una buena cantidad de materia orgánica (compost o humus) que se añadirá en el fondo del hoyo de plantación.

Los pensamientos prefieren ubicación a pleno sol, pero en regiones cálidas, duran más si se plantan a semisombra. Prosperan bien con temperaturas entre 4ºC y 21ºC grados, y es inevitable que decaigan cuando llegan las temperaturas altas del verano.


“No vale la pena intentar mantenerlos hasta la siguiente temporada porque no volverán a estar realmente bonitos, lo mejor es reemplazarlos por otras plantas amantes del calor”, señala Gasparini. Y agrega: “Forman un sistema radicular muy superficial, como una red de hilos finos y blancos bajo el suelo, por ello es conveniente mantener una capa de mantillo de unos 4 o 5 cm alrededor de las plantas. De esta manera conseguimos retener la humedad que necesitan”.

Para promover la floración conviene eliminar las flores que se marchitan. También se aconseja fertilizar cada dos semanas con un fertilizante 5-10-5, ya que los pensamientos consumen muchos nutrientes. Un buen plan de abono puede alternar un abono sintético con abonos orgánicos como estiércol o humus de lombriz, combinando fertilizantes y buena estructura del suelo.

La viola cornuta es otra variedad de la familia de las violaceae y hermana de la viola x wittrockiana conocida como pensamiento. Su aspecto es muy similar, aunque la planta es más compacta y sus flores son más diminutas y abundante, muy olorosas. Es perenne. de hojas de color verde intenso, oblongas a redondeadas, ovaladas y bien pecioladas que crecen desde la base de la planta. Su tamaño como planta se puede situar entre los 10 y 25 cm de altura.

El colorido de sus flores es muy variado ya que al ser una planta ornamental constantemente aparecen nuevas variedades en las que el color de sus flores es la mayor novedad. Como tónica constante está el bicolor en sus flores, siendo los dominantes los azules, el violeta oscuro y el amarillo en estas combinaciones.


Plagas y enfermedades



Un exceso de riego puede provocar la podredumbre de la raíz y las hojas. Si las plantas están demasiado apretadas puede suceder que el aire no circule bien y se establezcan oídio y otros mohos.

A los pulgones les encantan los tallos tiernos de los pensamientos y es fácil que se instalen en si el clima es cálido. También atraen a babosas y caracoles. En climas secos son los ácaros los que pueden atacar nuestras plantas.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Pensamientos: la flor ideal para ponerle color al frío