Piden calma en Israel

TEL AVIV (DPA).- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, llamó ayer a la calma luego de las tensiones registradas en Jerusalén y aseguró que su país no cambiará los acuerdos sobre los rezos en el Monte del Templo o la Explanada de las Mezquitas, lugar santo tanto para judíos como musulmanes en Jerusalén. “Es muy fácil prender el fuego de la religión. Lo difícil es apagarlo (…). Lo que ahora se necesita es calmar los ánimos”, dijo. Las tensiones en Jerusalén brotaron después de que un palestino abriera fuego contra un activista de extrema derecha judío que pedía rezar en el Monte del Templo. La policía abatió al presunto autor de los disparos. El Monte del Templo, la Explanada de las Mezquitas para los musulmanes, es un lugar sagrado tanto para musulmanes como para judíos. Linda con el Muro de las Lamentaciones. Según el statu quo que impera desde hace décadas, los judíos pueden visitar el lugar, pero no rezar allí. Sin embargo, sí lo pueden hacer junto al Muro de las Lamentaciones, que en realidad es la pared que sustenta el Monte del Templo y está reservada sólo para judíos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora