Piedra libre al rincón mágico de juguetes artesanales en Bariloche

Veinte emprendedores que fabrican a mano diseños para la diversión y el aprendizaje de niños y niñas, se unieron para comercializar sus productos. Se pueden encontrar amigurumis, hamacas, muñecos de tela, creaciones en madera, juegos de ingenio para celebrar el Día de la Niñez.





En un hogar convulsionado por niños en edad preescolar, Gabriela Rivas gestó Melewe hace 8 años, un emprendimiento en el que participa toda la familia, incluso aquellos niños que hoy son adolescentes y que suman su aporte para crear juegos didácticos para disfrutar de una infancia aprendiendo.

La creatividad es el eje de un colectivo de 20 artesanos del juguete que exponen y venden en el Scum hasta el próximo domingo, coincidente con el Día de la Niñez, agrupados bajo el nombre “Ronda”, donde se pueden encontrar todo tipo de juegos recreativos como amigurumis, hamacas, muñecos de tela, juguetes en madera, juegos de ingenio y otros elementos que propician el juego y el crecimiento de infancias libres.

Melewe tiene mapas con la fauna de cada provincia hecha sobre lona lavable para pintar y repintar; rayuelas para saltar y aprender los números; pizarras y pistas de autos en material textil y suaves muñecos de agarre. “La idea es que sean productos didácticos, con ilustraciones propias. Que sea práctico, que se pueda usar en cualquier momento y cómodo para los padres”, resumió Gabriela.

Gabriela Rivas exhibe un mapa de lona con la fauna autóctona para colorear. Foto: Chino Leiva

Bajo el sello de Lupulina, Renata Toledo y Esteban Novy crearon diseños en madera inspirados en técnicas que alientan al “movimiento libre del niño para que desarrollen su motricidad”, con estructuras que ayudan a pararse, arrodillarse, moverse libremente y otros para conocer por sí mismos elementos de la vida cotidiana.

Su marca tiene 3 años y llegó con la idea de “acompañar en el proceso de crecimiento para que las infancias sean más libres”, resumió Renata, que además le aporta una cuota sustentable al proyecto con la entrega de semillas de árboles para plantar e incentivar al cultivo.

Renata Toledo sobre un tobogán de madera creado por Lupulina. Foto: Chino Leiva

También con madera trabaja Ana Karina Moraga que crea desde 2001 juguetes didácticos con una onda retro. “Los padres son los más entusiasmados, le cuentan a los chicos que son los juguetes que ellos tenían de niños y destacan el valor agregado de que cada pieza es hecha a mano”, contó la ideóloga de Niñes jugando, la marca que desarrolla camiones, autos y trenes de madera y material reciclable, sumado a opciones didácticas como las zapatillas para aprender a atarse los cordones.

Ana Karina es artesana desde hace 20 años y comenzó su exploración en los juguetes, luego se abocó a otros rubros y ahora retomó su plan original alentada por la unidad colectiva.

Ana Karina Moraga, creadora de Niñes Jugando, con sus vehículos de madera. Foto: Chino Leiva

Daiana Cobos también integra el grupo con sus productos de Tupac, creados en la técnica japonesa amigurumis, que son muñecos o figuras tejidos en crochet. Esta joven aprendió por internet hace unos 10 años la técnica que fusionó con el conocimiento que traía de la infancia en materia de tejido. “Busco llegar a las infancias y a también a los grandes que quieren un muñeco de apego”, resumió.

El mayor trabajo lo genera la elaboración del pelo de las muñecas, que demandan unas 8 horas de concentración con el tejido, y el resto lo “amalgama en el tiempo que hay entre la maternidad y el hogar”.

Daiana Cobos teje en crochet sus muñecas con estilo amigurumis. El pelo de una muñeca le demanda 8 horas de trabajo. Foto: Chino Leiva

Además de estas emprendedoras están Paramacuil, Pipina, Terra Duendes, Con G de gato, La 31, Vagamente, Huepil Arte, Pupununa, Hamaca la Maquita, Blazh rock infantil, Qwilke, Montaña de Hilos, Ideas Normi, Dulce alegría, Salta la luna y Ninna Nanna.


Hasta el domingo 15 inclusive, el colectivo Ronda expone y comercializa juguetes artesanales en el Scum (Moreno y Villegas) de 10 a 20 horas.


Muñecos con la técnica japonesa amigurumis. Foto: Chino Leiva
Las hamacas también integran los productos para las infancias creados por manos emprendedoras de Bariloche. Foto: Chino Leiva

Comentarios


Piedra libre al rincón mágico de juguetes artesanales en Bariloche