El odontólogo de Cipolletti condenado por abuso sexual está «deprimido» y quieren evitar que vaya a la cárcel

Dos peritos dieron detalles del cuadro psíquico de Mariano Marques. Aseguraron que no está en condiciones de ir a un penal. La fiscalía pretende que cumpla con la prisión preventiva.





El cuadro depresivo y el riesgo de vida fueron los argumentos, una vez más, que utilizó la defensa del odontólogo Mariano Marques para evitar que cumpla la medida cautelar que se impuso desde el inicio de la investigación por el riesgo de fuga: la prisión preventiva. Actualmente el profesional condenado por abuso sexual agravado se encuentra monitoreado por una tobillera electrónica.

En marzo pasado recibió una pena de 7 años y seis meses de prisión por abusar de una paciente en su consultorio en Cipolletti, ocurrió en noviembre de 2020. Además afronta otras dos denuncias, una de ella en etapa de juicio oral.

Por la ausencia de un perito del Poder Judicial, se fijó un cuarto intermedio hasta el 6 de junio donde el tribunal integrado por los jueces Marcelo Gómez, Julio Sueldo y la jueza Florencia Caruso resolverán si vuelve al penal.

En el inició de la investigación, la jueza Laura González Vitale hizo lugar al pedido de la defensa y definió que Marques cumpla la medida con una domiciliara.


En esa oportunidad, un reporte psíquico inclinó la balanza para la decisión de la magistrada quien entendió que las condiciones del servicio penitenciario no eran suficientes para garantizar la seguridad del imputado.


En la audiencia de hoy los peritos que aportó la defensa, a cargo del exjuez de Cipolletti Pablo Iribarren, siguieron por esta línea y aseguraron que Marques se encuentra en un grave cuadro depresivo y que enviarlo a un penal solo agravará su situación. Indicaron que pondría en riesgo su vida.

Tras la condena, que se conoció el 20 de marzo, el fiscal jefe Santiago Márquez Gauna solicitó esta audiencia con el objetivo de que el condenado vuelva al penal 5 de Cipolletti.

Uno de los testigos de la defensa fue el psiquiatra Eugenio Pereyra quien tiene a Marques como paciente. El médico dijo que el imputado se encuentra con un grave cuadro depresivo. «Hay riesgo y está aumentando. El cambio -ir a la cárcel- genera una nueva situación de estrés. El cuadro cada vez se está profundizando más. La contención familiar es muy importante», señaló.


También declaró el psicólogo Gerardo Gros y concluyó que la situación psicológica actual de Marques es que está «recaído y muy deprimido». «Está en un estado de angustia muy grave, porque principalmente no esperaba este resultado -la condena-, dado todo lo que tenía a su favor». Agregó que se mantiene estable gracias a la contención de la familia y que esa situación se agravaría en caso de ir a un penal. 



Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El odontólogo de Cipolletti condenado por abuso sexual está «deprimido» y quieren evitar que vaya a la cárcel