Una mujer fue designada como jefa de Policía de Rosario en medio de acusaciones de corrupción

Romero es la novena jefa de los últimos dos años y medio, desde que asumió el gobierno de Omar Perotti en la provincia de Santa Fe.





El Ministerio de Seguridad de Santa Fe designó a una mujer con más de 20 años en la fuerza de seguridad como nueva jefa de la Policía de Rosario, luego de que ayer fuera reemplazado el conductor de la Unidad Regional II, Natalio Marciani, en medio de una disputa interna con la jefa provincial Emilse Chimenti.

Se trata de la hasta entonces subdirectora Margarita Romero, quien fue designada oficialmente hoy por el ministro de Seguridad provincial Jorge Lagna tras la desición de separar de su cargo a Marciani.

Romero estaba a cargo de la Unidad Regional XVII, con sede en la ciudad de San Lorenzo, y entre otros destinos estuvo en las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) de la Policía de Santa Fe. Como nuevo subjefe de Rosario, en tanto, fue designado el subdirector de policía Mario Goyenechea, informó hoy la cartera de Seguridad.

“Hacemos evaluaciones diarias de lo que pasa en la provincia y en la ciudad, a través del Observatorio del Delito. Vimos que hubo un aumento coyuntural de la violencia y entonces habíamos decidido cambios”, dijo el ministro Lagna en declaraciones a la radio “La Ocho” de Rosario.

Irregularidades en contrataciones policiales


“Estábamos analizando esa situación y surgió una denuncia judicial de la jefa de la Policía de la provincia (Chimenti), que no tiene que ver con los cambios, pero que está en el plano de la Justicia y ojalá pronto se esclarezca”, añadió Lagna, para completar: “Nos hará bien a todos que se sepa la verdad”.

De esa manera, el ministro hizo referencia a la salida de Marciani de la conducción de la URII tras una disputa con Chimenti. Según trascendió, el jefe rosarino le advirtió a Chimenti acerca de posibles irregularidades en contrataciones policiales. La jefa le pidió a su subordinado que denuncie el hecho, pero Marciani se negó y fue la propia Chimenti quien llevó el caso a una Fiscalía de Rosario.

Por esa denuncia fue allanada la sede la URII el miércoles pasado y se les secuestraron los teléfonos al propio Marciani y a la subjefa Betina Governatori, quien igualmente ayer quedó por unas horas a cargo de la Policía de Rosario, en forma interina, tras la salida de Marciani.

Sobre los nueves jefes Romero y Goyenechea, el ministro Lagna dijo que “son gente de dilatada trayectoria y que conocen muy bien la calle”. “Margarita Romero viene de la TOE. Estamos esperanzados de que hagan un buen trabajo. Veníamos planeando cambios y también habrá cambios en otras unidades regionales”, advirtió el funcionario, quien un día antes había asegurado que “no es fácil conseguir jefes, no es fácil mandar y que te obedezcan”.

Agencia Télam.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una mujer fue designada como jefa de Policía de Rosario en medio de acusaciones de corrupción