Estafas en Río Negro: a algunas víctimas ya comenzaron a restituirles el dinero

El banco Patagonia, cuya seguridad -se dice- no fue vulnerada, analiza caso por caso.





El banco Patagonia ya comenzó a restituirles a algunos de sus clientes el dinero que los ciberdelincuentes les sacaron de sus cuentas, pero al parecer todo es parte de un proceso que, en ciertos casos, es más arduo que en otros.

¿Por qué son los empleados públicos de Río Negro los afectados y no el resto de los clientes del banco? Hasta donde se sabe, no es así. En la provincia los empleados públicos sólo pueden recibir sus salarios en el banco que es agente financiero: el Patagonia. Se presentaron clientes de la entidad por fuera de esta cartera específica.


No hay hackeo



La seguridad del banco Patagonia, dijeron en ámbitos del mercado financiero, siempre reacio a las exposiciones, no fue vulnerada. “No es un hackeo al banco”, dijeron las personas consultadas.
Desde casi siempre, pero especialmente desde finales de 2001, cuando el corralito de De la Rúa y Cavallo, retaceó pesos al mercado y guardó los dólares, los bancos son protagonistas de las grandes quejas de los usuarios.

Pero todo indica que no fue, en este caso, un asunto del banco.


Algunas maniobras fueron así



Por lo que RÍO NEGRO pudo averiguar, algunos robos fueron de la siguiente manera:

• duplicación de chips de teléfono, la puerta de entrada al uso de una billetera virtual.

• los espacios de intercambio comercial en redes sociales que no hacen más que conectar a dos personas entre sí; basta con que haya una incauto para que la estafa se consume.

• entrada a páginas de homebanking apócrifas, que tienen el mismo diseño y direcciones url parecidas. En general, es a través de buscadores.

• un falso mensaje de mail o SMS que redirige a una igual de falsa página web del banco; el resto es lo mismo que el punto anterior.

Los medios electrónicos cambiaron los hábitos y mejoraron la calidad de vida de todos, pero también impusieron la necesidad de encontrar nuevas barreras a la simple estafa que hasta hace unos años se resumía en el “cuento del tío”.

Los bancos suelen reasegurarse para casos de este tipo. El Patagonia, que hasta ahora no ha querido salir con una declaración oficial, no es la excepción.

Mientras los casos sigan apareciendo, la magnitud de la estafa va a parecer que va en aumento. Una voz oficial ayudaría a calmar el pánico de que un día la web del homebanking diga, no ya que el sueldo no alcanza para llegar a fin de mes, sino para siquiera arrancarlo.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Estafas en Río Negro: a algunas víctimas ya comenzaron a restituirles el dinero