Hablaron los estafados en Río Negro: “No tengo ni para comprarle un kilo de pan a mi hijo”

“Me arruinaron”, dijo entre lágrimas una joven enfermera que se quedó sin nada a horas de cobrar el sueldo. Cuatro historias de estatales de Roca, Allen y Choele Choel a quienes les vaciaron las cuentas del Banco Patagonia en cuestión de minutos. 





En solo unos días, se recorrieron todas las sucursales, los tribunales, comisarías y oficinas de Defensa al Consumidor. Ya no saben adónde más ir para recuperar su dinero, tras una seguidilla de estafas a usuarios del Banco Patagonia, de la provincia de Río Negro.

Laura, una enfermera que trabaja en el hospital de Roca, se acercó a periodistas de RIO NEGRO para contar su testimonio. El 2 de noviembre, día de cobro, vio depositados sus haberes pero en cuestión de dos horas quiso pagar algo y tenía “saldo insuficiente”.  “Me robaron mi sueldo con los centavos incluidos y un adelanto de sueldo, que yo no había pedido. En total fueron dos transferencias de 246.000 pesos”, contó la mujer quien hoy está desesperada porque no puede pagar el alquiler ni comprar comida para su nene de 12 años. 

“No tengo ni para comprarle un kilo de pan a mi hijo, me arruinaron (…) En el banco me ignoraron y hasta se burlaban”, comentó Laura quien fue hasta la Ciudad Judicial y radicó una denuncia en la Comisaría 3°. Luego de haber hecho guardias y trabajar más de 16 horas por día en salud pública, la mujer está atravesada por la incertidumbre de haberlo perdido todo. 

Según su relato, en el banco, en cada oportunidad pusieron en duda a su entorno y se deslindaron de responsabilidades. “¿Mágicamente desapareció?”, habría sido la respuesta de una empleada de la entidad financiera. La mujer refirió que jamás en su vida había hecho una transferencia y no sabía cómo hacerlo. 

Ahora sobrevive con la ayuda de sus amigos y compañeros, pero las cuentas y responsabilidades no esperan. “¿Voy a tener que vender mi ropa? ¿mis cosas?”, se preguntó y dijo no tener garantías de que esto no vuelva a sucederle el mes que viene. 

Foto: Juan Thomes

Un grupo de damnificados ya se organiza en la región. Todos los casos que recolectaron sumarían más de 30 afectados en Viedma, Las Grutas, Sierra Grande, Valle Medio, Roca, Allen y ocurrieron entre el 10 de octubre y los primeros días de noviembre. 

Seis transferencias en 14 minutos


Uno de los primeros en movilizarse fue Nicolás, un monotributista de Roca que le factura a la Provincia de Río Negro. Reportó un caso, hace un mes, el 10 de octubre pasado y fue uno de los que más dinero perdió.  En diálogo con este medio, contó que le hicieron seis transferencias en 14 minutos. “De 1.900.000 pesos me dejaron 30.000”, contó. Le robaron 1.850.000 pesos en total, que tenía de un plazo fijo que no había podido renovar por ser fin de semana largo. 

El damnificado radicó una denuncia penal y avanza en una demanda civil. Contó que la atención en el banco “no fue buena” y que hay demoras en los plazos de respuesta del reclamo. “Te responsabilizan, te acusan de darle la clave a alguien, que te hicieron el «cuento del tío», no admiten que pueden tener una falla”, apuntó Nicolás, quien hace un mes no sabe nada de sus fondos. 

“Todos los estafados tenemos en común que es el banco Patagonia y el sistema provincial, ya sea salud o educación. Además de vaciarles las cuentas, sacan adelantos de sueldo”

Nicolás, daminificado de Roca

Te angustia y genera mucha ansiedad, incertidumbre y no sabes a quién acudir. Te perjudica la calidad de vida”, relató el hombre. Ahora su esperanza es que el banco devuelva el dinero durante el transcurso del mes, según dijo. 

Se llevaron los dólares de una docente


El caso de Leticia, una docente de Beltrán ocurrió el 1 de noviembre cuando vio movimientos irregulares en su cuenta. “En la primera transfieren 1000 dólares a una cuenta de (…). Después vendieron 2600 dólares por 408.000 pesos al banco y me sacaron 2000 de mi cuenta. Se transfieren 410.000 a una cuenta de otra persona”, comentó la mujer quien ya recorrió la comisaría 8° de Choele Choel y Defensa al Consumidor. 

“Ayer volví al banco y no sabe que decirme el gerente”, apuntó Leticia y contó que hay otro caso en Choele de una usuaria que perdió 1,5 millones de pesos. 

En Allen hay varios afectados


Griselda, empleada de Salud del hospital Ernesto Accame también acercó su relato a RIO NEGRO. En su caso, ocurrió hace algunos días y coincidió con problemas con su línea de teléfono.  “A las 6 am me dicen mis compañeros de trabajo que les había llegado un mensaje mío pidiéndoles plata. Cuando miro no tenía línea, me la habían hackeado. Y cuando entro al homebanking tenía la cuenta vaciada y la cuenta en dólares también”, contó. “Me dejaron sin nada”.

A otro empleado de salud de Allen le depositaron el sueldo a las 2 de la madrugada y a las 2.18 le hicieron las transferencias, según pudo saber este medio. Aparentemente, son tres trabajadores del mismo hospital a quienes les pasó lo mismo esta última semana.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hablaron los estafados en Río Negro: “No tengo ni para comprarle un kilo de pan a mi hijo”