Los silenciosos proyectos que desembarcaron en Roca y prometen mejorar la conexión con Vaca Muerta

El municipio reservó 60 hectáreas del Parque Industrial II a dos firmas del mundo de las arenas. Las ordenanzas se aprobaron en sesión extraordinaria, durante un día especial y sin la difusión habitual.

El movimiento de arenas para la industria hidrocarburífera de Vaca Muerta suma actores en el Alto Valle. Y ese incremento de la actividad está corriendo los límites, abriendo las puertas del demorado Parque Industrial II de Roca.

Durante este segundo semestre una empresa con base en Entre Ríos y otra con origen en Salta pusieron sus ojos en el predio ubicado a la vera de la Ruta Provincial 6, al norte de la ciudad, donde también había definido su proyecto la firma NRG, que finalmente llevó su inversión de 100 millones de dólares hacia Allen.

En primer lugar y según informaron desde el municipio roquense, la arenera Aresil SA se asoció con los dueños de una empresa constructora local para instalar una planta de lavado y clasificación de arena para fractura sobre una importante superficie y competir desde los próximos meses dentro del mercado regional.

La iniciativa privada nunca fue informada por el gobierno roquense, que habitualmente destaca las apuestas de inversores en los parques industriales de la ciudad, pero fue confirmada esta semana por el secretario de Producción de la ciudad, Mario López.

El funcionario dijo que el proyecto es relevante, pero advirtió que no tiene las dimensiones del recibido en el 2020 por parte de NRG, cuya mudanza intempestiva desde Roca hacia Allen nunca fue explicada con lujo de detalles por parte del Ejecutivo roquense ni por la empresa.

El objetivo de Aresil es ocupar 20 de las 300 hectáreas adjudicables que tiene el Parque Industrial. Esa meta se desprende de la información pública del Concejo Deliberante, que el 1 de septiembre pasado (aniversario de la ciudad, pero día laborable) y en sesión extraordinaria aprobó la ordenanza 064/23, para desafectar del dominio público varias calles internas del Parque Industrial.

La norma detalla que en total se desafectó una superficie equivalente a 19.621,202 m2, que se encuentran dentro de las tres parcelas que se reservaron para la empresa.

Y se habla de “reserva” porque en el mismo texto se asigna un año para que Aresil instale su planta, cumpla con todos los trámites de mensura correspondientes, para finalmente poder aspirar a una adjudicación definitiva.

Según explicó el secretario de Producción del municipio, lo primero que se verá en el predio es el movimiento de suelo, porque se trata de una franja con terreno irregular, que deberá nivelarse para poder instalar luego toda la maquinaria necesaria para los servicios que prestarán.

Ahora bien, ¿qué antecedentes públicos existen sobre la firma interesada en darle vida al Parque Industrial II de Roca?

Diario RÍO NEGRO intentó contactarse con voceros o responsables de la empresa a través del número que aparece en la página web, donde también se promocionan como los proveedores de “las mejores arenas de Argentina”. Sin embargo, el mensaje de respuesta fue que esa línea estaba fuera de servicio.

Al margen de eso, lo visible sobre la compañía indica que desarrolla sus actividades desde hace 25 años, con base en Ibicuy, Entre Ríos, y que en paralelo a esa experiencia, también debió enfrentar durante los últimos meses procesos judiciales, relacionados con el impacto ambiental en los lugares donde desarrollan sus acciones.

En concreto, a mediados del año pasado medios entrerrianos informaron sobre la decisión de la Justicia Federal de Gualeguaychú de iniciar una investigación sobre supuestas irregularidades en la audiencia pública realizada para analizar las actividades de Aresil.

En el marco de ese expediente, en agosto del 2022 se allanaron las sedes de la minera en Entre Rios y en Buenos Aires y también el municipio de Ibicuy.

Un expediente hermano

Pero el proyecto de Aresil no llegó solo a Roca. En la misma sesión del 1 de septiembre, los concejales que terminaron su mandato el miércoles pasado aprobaron también otra desafectación de calles del dominio público, para que avance el proyecto presentado por Minera del Mojotoro SA.

El secretario de Producción del municipio dijo que “son dos proyectos diferentes”, pero de los planos que aparecen en las ordenanzas del Deliberante surge que los responsables de esta compañía eligieron precisamente parcelas linderas a las reservadas por Aresil.

En este caso, la meta aparece como más ambiciosa, ya que el pedido al gobierno roquense fue de 40 hectáreas.

Según indica la ordenanza, lo que se busca es “instalar una Planta de Clasificación de Arena destinadas a la Industria de los hidrocarburos donde se procesaran las arenas de Fractura”.

Con una redacción casi calcada de la ordenanza anterior, Minera del Mojotoro también tendrá un plazo de un año para llevar adelante su emprendimiento, para poder avanzar luego hacia la adjudicación definitiva de las parcelas.

Y si ambas empresas cumplen lo prometido, el Parque Industrial II de Roca estará finalmente activo, con un 20% de su superficie en producción, cerrando una etapa de promesas de 13 años, recordando que fue lanzado en septiembre del 2010 por el entonces intendente Carlos Soria.

Las parcelas reservadas a la firma Aresil Sa.

Las parcelas reservadas a Minera del Mojotoro SA.


Empresas de transporte, otro rubro que genera expectativas


Los proyectos relacionados con el lavado y la clasificación de arenas para fractura no son los únicos relacionados con la industria de los hidrocarburos que prometen dar vida al Parque Industrial II de Roca.

Desde la Secretaría de Producción del municipio informaron que el transporte de arenas es el otro rubro fuerte que será protagonista del predio, ubicado a unos 7 kilómetros al norte del caso urbano de la ciudad.

En ese sentido, en el municipio proyectan un crecimiento exponencial de la circulación de camiones sobre la Ruta Provincial 6, conectando las canteras de la Región Sur con las plantas de tratamiento del Alto Valle.

Esta semana, en declaraciones radiales, el titular de Vialidad Rionegrina, Raúl Grün, dijo que son 250 los camiones batea que cruzan a diario el puente de Paso Córdoba.

Desde el gobierno roquense consideraron probable que esa cifra crezca hasta el millar de rodados en circulación cada jornada.

Esa teoría se respalda con los datos que brindó a principios del año pasado la secretaria de Energía de Río Negro, Andrea Confini, quien detalló que la Provincia tenía 864 pedidos de canteras para la extracción de áridos.

Según autoridades de Vialidad Rionegrina, hay 250 camiones bateas que transitar a diario por la Ruta 6 en Paso Córdoba.


Los camiones, el puente y la nueva licitación de las rutas 6 y 8


El transporte de arenas desde las canteras ubicadas al sur del río Negro hacia las plantas de lavado y clasificación radicadas en el Alto Valle genera preocupación por el estado de la Ruta Provincial 6 y del puente del Paso Córdoba.

Esta semana, el titular de Vialidad Rionegrina, Raúl Grün, informó que en los próximos días contarán con los resultados oficiales sobre las pruebas realizadas días atrás en el puente, aunque de manera preliminar, los técnicos de la consultora contratada indicaron que la estructura inferior de la obra se encuentra en buen estado.

El funcionario también indicó que esta semana comenzaron a recomponerse las juntas entre cada tramo de asfalto y se esperanzó por la nueva licitación para la reconstrucción de las Rutas 6 y 8, que conectan a Roca con la Región Sur.

Esa obra ya fue licitada el año pasado, pero el proceso quedó sin efecto. La nueva apertura de sobres está planteada para el 17 de enero.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios