Río Negro anunció su tarjeta alimentaria, pero los movimientos sociales igual esperan aportes

El ministro Muena se reunió con las organizaciones sociales, quienes el lunes esperan precisiones de las asistencias de la Provincia para comedores. Los primeros montos para las tarjetas estarán entre los 26.000 y 27.000 pesos.

El gobierno de Río Negro realizará directamente asistencia alimentaria con la distribución de tarjetas para la compra de productos, a partir de julio. Esta respuesta fue planteada por el ministro de Desarrollo Humano, Juan Pablo Muena cuando este martes se juntó con las organizaciones sociales, que reclaman y protestan por aportes para merenderos y comedores.

El funcionario reafirmó que la Provincia realizará asistencia directa a los carenciados con las tarjetas, pero los representantes sociales insistieron en la urgencia del momento y se habló de alguna contribución estatal mientras se instrumenta el mecanismo provincial.

Según las ONGs, Muena afirmó que el lunes tendrá “una respuesta de cuál va a ser el monto que la Provincia destinará por espacio sociocomunitario para la compra de alimentos”. Así, lo manifestó Juan Fernández, de la UTEP, a RIO NEGRO.

En cambio, el ministro limitó esa contestación gubernamental. Inicialmente -respondió a este medio- el ministerio debe precisar si hay o no hay aporte, a partir de la evaluación de las partidas existentes.

Por su parte, el acta firmada por los partícipes precisa que el ministerio el lunes “3 de junio dará una respuesta en cuanto al monto y la ayuda inmediata para la emergencia planteada por parte de los referente de los movimientos sociales”.

El encuentro, realizado en la secretaría de Trabajo, se concretó después de jornadas de protestas y cortes en el Alto Valle que cumplieron las organizaciones sociales. Incluso, los dirigentes estuvieron en Viedma acompañados por numerosos manifestantes.

El ministro provincial Muena con referentes sociales en Trabajo. Foto: Marcelo Ochoa.

Además, los referentes ofrecen -indica el acta- “espacios y personal de ser necesario de los merenderos para que los técnicos del ministerio “realicen los relevamientos correspondientes las personas que pueden ser beneficiarias de las tarjetas Río Negro Presente”.

Antes de la reunión, en diálogos periodísticos, Muena valoró la labor de las organizaciones . “Tenemos el mismo objetivo”, pero se diferenció de “las formas o los caminos”. Enseguida reiteró que la Provincia “quiere llegar directamente a la gente. No se trata de una caza de brujas sino que queremos ser transparente”.

Adelantó la implementación de las tarjetas, a partir de julio y con un monto de 24.000 pesos. Después, concluida la reunión, el ministro habló de un valor variable, que podría llegar a los 35.000 pesos, y lo estimó para julio entre los 26.000 y 27.000 pesos. Afirmó que la entrega “será por beneficiario” y se podrían otorgar “dos si se trata de familia numerosa”.

La Provincia quiere llegar directamente a la gente. No se trata de una caza de brujas sino que queremos ser transparente”.

Juan Pablo Muena, ministro de Desarrollo Humano de Río Negro.

Muena insistió en la obtención de la “documentación de cada persona para poder diseñar esa tarjeta y esa persona tenga la libertad absoluta de comprar”, dentro del esquema alimentario fijado y de los negocios adheridos.

Entendió que la “mejor forma de poder llegar adelante con una política alimentaria es con tarjetas que le permita la compra en forma independiente. Tener la libertad de no estar condicionado”.

Justificó el pedido de identificación para el cruzamiento con los registros del ministerio. “Tenemos nuestro propio padrón de las personas” y “es para no duplicar entregas. Eso es importante. Solo se quiere transparentar, que se optimicen los recursos”, reiteró.

También dejó en claro que la política provincial no incluye comedores. Explicó que se “verán aquellos que funcionen” pero manifestó que esos espacios “no deberían estar ” sino que “tendrían que comer cada uno en sus casas y con sus familias”.


Río Negro anunció su tarjeta alimentaria: “Los vecinos nos golpean las puertas”


Al finalizar el encuentro, Juan Fernández, de la UTEP, resaltó el compromiso que desde las “delegaciones sociales se van a contactarse con las organizaciones para realizar relevamientos en terreno de los espacios sociocomunitarios, y tomar los datos de las personas que necesitan la asistencia directa del Estado”.

Contó del pedido a la Provincia en el “abastecimiento de secos” que está “negando el gobierno nacional”. El referente social apoyó el inicio de la asistencia directa a las familias por parte del Estado provincial pero, actualmente, “todos los merenderos y comedores reciben todos cola de gente que va a buscar la comida y deben tener algún aporte provincial hasta que se implemente lo de la tarjeta”.

“Nosotros tenemos que seguir preparando comida porque van y nos golpean la puerta los vecinos. El lunes, el ministerio va a tener una respuesta de cuál va a ser el monto que van a destinar por espacio sociocomunitario para la compra de alimentos”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora