Por qué este hotel de La Angostura es la primera empresa B de Neuquén

Por qué es tan importante que una empresa logre esta certificación internacional. Cómo se llega a obtenerla.

Las Balsas es una hostería ubicada en Villa La Angostura a orillas del lago Nahuel Huapi. Allí compensan su huella de carbono. Protegen los ambientes naturales, como humedales, bosques y costa del lago circundantes a la hostería. Cuentan con una planta de tratamiento de aguas residuales que utilizan para riego del jardín y de la huerta. Separan residuos en origen. Construyen una huerta con invernadero más compost a partir de los residuos orgánicos de la cocina. Promueven el desarrollo social local a partir de su vínculo con la comunidad: el 75% de sus proveedores son locales, difunden el trabajo de artesanos y artistas, ponen en valor el trabajo de las familias de antiguos pobladores, sus lugares y sus costumbres y ofrecen donaciones a escuelas, hospitales, Policía y Bomberos Voluntarios.

Por todo esto fueron declarados como la primera empresa B ubicada en la provincia del Neuquén.

¿Por qué está empresa hace lo que hace? ¿Qué significa ser una empresa B? Sebastián Tuvio, general manager de Las Balsas Relais & Châteaux explica esto en la entrevista que “Río Negro” le hizo.

“Ser empresa B significa cumplir con ciertos requisitos y parámetros a nivel internacional que van más allá de un “checklist” o una serie de auditorías para poder certificar. Ser empresa B significó, en nuestro caso, replantear el paradigma de Las Balsas como empresa, los valores, la misión y la visión de la misma. En nuestro caso somos las primer Empresa B de la provincia de Neuquén”.

El proceso de certificación para ser Empresa B es llevado a cabo en distintas etapas. En este caso comenzó hace casi tres años, primero con la medición acompañados por un equipo de Empresas B Argentina. Ya en el último año de este proceso comenzaron a auditar desde B Corps Latinoamérica y finalmente desde B Corps Estados Unidos para certificarlos.

¿Qué cambios implementaron en todo este proceso?

Existen tres pilares fundamentales sobre el efecto que tiene una empresa en su comunidad, esto es el impacto ambiental, el impacto económico y el impacto social. Sobre esto se realizaron incontables pequeños cambios en el hotel que llevaron a un cambio cultural de Las Balsas como empresa. Desde cambios en el organigrama para permitir más diversidad en el personal, cambios operativos directamente relacionados con lo ambiental y ciertamente cambios administrativos para reflejar de manera transparente los esta nueva visión de trabajo, inclusive incorporando en el estatuto de la empresa estos nuevos cambios.


Las empresas B como Las Balsas se someten a una evaluación integral de su sustentabilidad con instancias de certificación y recertificación y realizan enmiendas a sus herramientas de gobernanza legales.

Implementar este proyecto fue un proceso complejo y a conciencia, con objetivos a corto, mediano y largo plazo. La idea siempre fue trabajar los proyectos para que los cambios sean reales, profundos y que no queden en simples compromisos a futuro. Con la premisa de ofrecer a nuestros huéspedes una experiencia única en Patagonia y con mínimo impacto negativo, por ejemplo, medimos nuestra huella de carbono donde podemos decir que somos uno de los pocos hoteles en el mundo que compensan su emisión de carbono y que solo el 16% de las empresas certificadas miden su huella”, afirma Tuvio a “Río Negro”.

“Somos un pequeño hotel y restaurante de lujo, miembro de Relais & Chateaux (la asociación de hoteles más exclusiva del mundo) desde 1995 y con más de 30 años como referentes en el arte de la hospitalidad a nivel mundial. Verdaderamente nos destaca tener un propósito como empresa siendo parte activa de esta comunidad de Villa la Angostura”, refiere Tuvio.

“Basados en nuestra visión aspiramos a un mundo más humano, a partir de enfocarnos en experiencias, emociones y momentos como anfitriones con sentido de pertenencia de nuestro equipo, junto a nuestros huéspedes que se encuentran comprometidos con la huella positiva que pueda tener su viaje”, agrega.


"Aspiramos a un mundo más humano, a partir de enfocarnos en experiencias, emociones y momentos como anfitriones con sentido de pertenencia de nuestro equipo", comentó Sebastián Tuvio, general manager de Las Balsas.

Alguna precisión sobre el tratamiento de aguas residuales y de los residuos.

Hoy contamos con una Planta de Tratamientos de Efluentes de última generación y que supera todas las exigencias municipales, provinciales y nacionales. En este proyecto trabajamos desde el primer día con el ingeniero Hugo Castrogiovanni quien es uno de los profesionales más calificados en nuestro país en esta materia. La planta es un ejemplo a seguir principalmente en Villa la Angostura donde la legislación vigente no es tan exigente como debería serlo y tampoco se hacen controles a las plantas existentes por parte del municipio o de provincia. El mundo está viviendo un cambio muy importante y positivo en materia ambiental y desde Las Balsas estamos marcando tendencia en Patagonia.

Contamos con una Planta de Tratamientos de Efluentes de última generación y que supera todas las exigencias municipales, provinciales y nacionales.

Sebastián Tuvio, general manager de Las Balsas, en La Angostura.

Con respecto a los residuos podemos decir que en los últimos dos años logramos reducir el 57% en residuos húmedos (41% del total), esto es 480 kg mensuales. Esta reducción se logra gracias a lo que es compostado por Las Balsas a través de nuestro programa de compostaje que organizamos internamente y por el cual nos comprometimos todos los empleados diariamente a cuidar, balancear y supervisar los 6 cajones de compost que tenemos.

¿Cómo promueven el desarrollo social con este plan de uds?

En Las Balsas somos un total de 30 personas trabajando los 12 meses del año, lo cual nos convierte en el empleador hotelero más grande de Villa la Angostura en proporción de empleados por habitación disponible. Iniciamos un programa de beneficios para el personal que incluye estudio de idiomas totalmente subvencionado, licencia por paternidad de un mes. Contamos con programas de apoyo a comedores locales a los cuales mensualmente donamos alimentos, estamos trabajando para otorgar pasantías rentadas y a futuro tenemos el proyecto de crear una escuela de gastronomía con un objetivo claro de crear profesionales abriendo el camino de esta industria a jóvenes de Villa la Angostura; sobre todo porque somos una puerta de entrada al mercado internacional de hotelería de lujo al somos por ser miembros de Relais & Chateaux.


Comentarios


Por qué este hotel de La Angostura es la primera empresa B de Neuquén