Presos incendiaron colchones para que no hayan más ingresos por el coronavirus

El hecho ocurrió ayer por la tarde en la Comisaría 44 del barrio Valentina Sur, en Neuquén. No hubo intoxicados ni lesionados por el fuego.





Seis procesados con prisión preventiva, alojados en la Comisaría 44, iniciaron un incendio en el patio interno de la Unidad. (Foto: Gentileza @tambonic).

Seis procesados con prisión preventiva, alojados en la Comisaría 44, iniciaron un incendio en el patio interno de la Unidad. (Foto: Gentileza @tambonic).

Seis procesados con prisión preventiva quemaron colchones y ropa en el patio interno de la Comisaría 44. Protestaban porque no querían que ingrese un nuevo detenido, argumentando sobre el riesgo de contagio de coronavirus. Además, exigían que los dejen recibir visitas. Personal de Bomberos y del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén se presentaron en el lugar, aunque no hubo personas intoxicadas ni lesionadas por el fuego.

La coordinadora de Investigación Zona Sur y comisaria inspectora, Mónica Carrasco, explicó que todo comenzó el sábado por la noche, a las 21:30, cuando se desató una pelea "de golpes de puño", por "problemas de convivencia", entre los ocho detenidos, alojados en la Unidad. Allí se apartó a los dos hombres que comenzaron la riña y se los trasladó a otra Comisaría.

Por eso, el domingo por la tarde se les comunicó a los seis procesados, que aún permanecían en la Unidad con prisión domiciliaria, que ingresaría un séptimo recluso ese mismo día.

A modo de protesta y siguiendo con la modalidad de los internos de los penales de Buenos Aires, a las 18:30 del domingo, los presos prendieron fuego un colchón y algo de ropa en el patio interno de la Comisaría. Manifestaban que era peligroso que ingrese una nueva persona, por el riesgo de contagio de coronavirus y exigían la presencia de una autoridad de la Alcaldía, según relató Carrasco. Además, solicitaban recibir visitas.

Luego de 20 minutos, finalizó el pequeño "motín". La comisaria inspectora señaló que, tras dialogar, se llegó a un acuerdo con los reclusos. Contó que aceptaron recibir a otro detenido que ingresó ayer por la tarde. También les informaron que, hoy al medio día, un octavo preso se incorporaría.

Carrasco remarcó que tienen capacidad para ocho detenidos, por lo que no era peligroso un nuevo ingreso. Agregó que rotar a los internos entre las unidades es muy habitual, ya que no tienen condena y no están presos de forma fija en un penal.

Respecto al pedido de recibir visitas, se les explicó que no era una medida arbitraria por parte de la Comisaría, sino que no era posible porque así lo dispuso el Gobierno Nacional: "Todos estamos en cuarentena".


Comentarios


Presos incendiaron colchones para que no hayan más ingresos por el coronavirus