Productores reclamaron en Casa de Gobierno por los conflictos mapuches

La familia Galván, propietaria de los terrenos en Tratayén que están en disputa con una comunidad, encabezó la manifestación.





Un grupo de productores encabezados por la familia Galván de Tratayén junto a socios del Club Mari Menuco se manifestaron este miércoles en Casa de Gobierno contra los reclamos mapuches por tierras y bajo la consigna «que se respete la propiedad privada». El tema rebotó en la sesión de la Legislatura, donde hubo posiciones a favor y en contra de las demandas de comunidades para que se realice el relevamiento territorial en las zonas en disputa.

La convocatoria en Roca y Rioja, dirigida a “a chacareros y a la comunidad en general», comenzó alrededor de las 11 con un grupo de productores y vecinos del club que protestaron bajo la consigna de defensa de la propiedad privada.

Los manifestantes demandaron el «urgente desalojo de los usurpadores que tomaron la chacra de la Familia Galván, a 18 km de la ciudad de Añelo«. Se trata de terrenos que fueron ocupados hace semanas atrás por la comunidad Fvta Xayen que las reclama como parte de su territorio ancestral.

Los conflictos mapuches también repercutieron en la sesión de esta mañana en la Legislatura, donde hubo posiciones a favor y en contra de las comunidades que reclaman tierras en la zona de Mari Menuco y Añelo.

El diputado Andrés Blanco (PTS-FIT) propuso una moción de preferencia para un proyecto que repudiaba «cualquier intento de desalojo» de la comunidad Fvta Xayen en la zona conocida como Los Algarrobos, en cercanías del paraje Tratayén.

«La lucha de los pueblos originarios es de larga data y acá nos parece muy importante aclarar algunas cuestiones: uno no se puede usurpar a uno mismo, ellos son propietarios de esas tierras, no son usurpadores», planteó.

Recordó que en la reforma de la Constitución de 2006 «ya se planteó un relevamiento territorial que a la fecha nunca se cumplió». «Está postergado, demorado, lo que sea. Acá cantamos el himno, traemos a una artista con esa perteencia, pero parece que hay mapuches de primera y de segunda: cuando nos conviene son mapuches y, cuando nos conviene porque hay negocios inmobiliarios en el medio, dejan de serlo», cuestionó.

El diputado César Gass (Juntos por el Cambio) se pronunció en contra de la iniciativa pero aclaró: «no estamos contra el pueblo mapuche, al contrario, convivimos con ellos». «De lo que estamos a favor es del Estado de Derecho. Debe regir la ley y no el terrorismo, no la fuerza y no la irregularidad donde se pretenden tomar tierras y hacer otros actos que no van en línea con la pacificación», reclamó.

Planteó que el bloque «tiene una firme posición que convalida y que siente afecto y valora al pueblo mapuche, pero valora fundamentalmente al Estado de Derecho al que ciertos grupos que nada tienen que ver con el originario mapuche pretenden pervertir, agredir».

La diputada Soledad Salaburu (Frente de Todos) argumentó a favor. «No avalo la violencia y por sobre todo la violencia destinada a los pobres, a los humildes y los desposeídos. Es muy gracioso como se rescata a los pueblos originarios cuando tienen una actitud sumisa, casi decorativa y cuando reclaman instancias para discutir derechos como la propiedad de la tierra reciben campañas donde se los acusa de terroristas», señaló.

El Frente de Todos fue el único bloque que respaldó el proyecto del FIT, por lo que la preferencia no fue aprobada.


Erroneamente se consignó en esta nota que María del Mar Dolce, la mujer que denunció junto a su marido Mateo Nicolas Dandré un ataque por parte de un integrante de la comunidad Kaxipayiñ el fin de semana en el lago Barreales, había participado de la marcha cuando no fue así.



Comentarios


Seguí Leyendo

Productores reclamaron en Casa de Gobierno por los conflictos mapuches