Provincia descarta el cierre del sanatorio de Bariloche

Los trabajadores tomaron esta tarde la sala de prensa de la municipalidad. Piden una mayor intervención estatal ante el conflicto que se agudiza por falta de pago de salarios.



Los trabajadores del sanatorio Del Sol llevan meses sin cobrar y se les adeudan los aguinaldos desde junio de 2018. Foto: Alfredo Leiva

Los trabajadores del sanatorio Del Sol llevan meses sin cobrar y se les adeudan los aguinaldos desde junio de 2018. Foto: Alfredo Leiva

Mientras los trabajadores del sanatorio Del Sol decidieron ocupar esta tarde la sala de prensa de la municipalidad de Bariloche por la crisis que atraviesa el centro de salud, el Gobierno provincial descartó su intervención en un eventual cierre por temas sanitarios.

Esta mañana los trabajadores y el gremio de la Sanidad (ATSA) mantuvieron una reunión en la Delegación de Trabajo ante la crisis que se agudiza por la falta de pago de salarios y aguinaldos, y allí sumaron una nueva preocupación con el eventual cierre del centro médico por falta de habilitación sanitaria.

El Gobierno provincial indicó a RÍO NEGRO que está "descartada" una intervención del Ministerio de Salud en ese sentido y ratificó que a modo de paliativo abonará a los empleados afectados del sanatorio privado, un subsidio de 10.000 pesos.

El subsidio alcanza a 120 trabajadores del sanatorio que no percibe sus salarios desde septiembre y a los que la empresa les adeuda además todos los aguinaldos desde junio de 2018.

Este mediodía, Lucas Maliqueo, delegado gremial del sanatorio, dijo que los trabajadores aceptaban el aporte de provincia pero reclamaban una mayor intervención estatal.

El ministro Fabián Zgaib insistió que la problemática del sanatorio es "un tema privado" y remarcó que "no participa en nada el Estado". Indicó que la crisis actual “se debe a una mala gestión de una entidad privada y que lamentablemente afecta a trabajadores del sector privado de la Salud. Aquí no hay ni corresponde la participación de la Provincia”, enfatizó.

El ministro señaló que el sanatorio tiene las cuentas cerradas y no puede facturar pero en esta situación el Estado "no participa en absolutamente nada, porque esta situación ha derivado dentro de un establecimiento privado”.

Los trabajadores ante la crítica situación que se profundizó a partir de mayo, realizaron reclamos y pedidos de intervención del gobierno por el problema sanitario que se genera en la ciudad ante el recorte de servicios y prestaciones de uno de los centros médicos privados de Bariloche.

El gobierno meses atrás ofreció a los propietarios del sanatorio un crédito de Río Negro Fiduciaria pero la firma nunca presentó la documentación exigida.

Hoy se recrudeció el reclam tras la audiencia en Trabajo a donde no se presentaron los responsables de la empresa. El Gobierno provincial indicó que hoy estaba previsto que el sanatorio presente en el organismo mediador un plan para cancelar parte de la deuda con los empleados pero se ausentaron.

Este mediodía los trabajadores y el sindicato de la Sanidad se manifestaron frente al sanatorio, en 20 de Febrero y 24 de Septiembre y por la tarde llevaron su protesta al Centro Cívico.

Aseguran que permanecerán en la sala de prensa municipal, ubicada en el edificio central de la comuna, hasta obtener una solución.


Comentarios


Provincia descarta el cierre del sanatorio de Bariloche