“Quedate en la escuela”, la campaña de los estudiantes de Bariloche

Evitar la deserción escolar fue el objetivo que se plantearon los jóvenes del secundario. “Quisimos quitarle dramatismo a la cuarentena y comunicar un mensaje esperanzador", advirtieron.



Uno de los videos de los chicos. Foto: gentileza

Uno de los videos de los chicos. Foto: gentileza

Tiempo atrás, en plena pandemia, los estudiantes referentes de los colegios secundarios notaron en sus compañeros un problema que se reiteraba: el desánimo de los alumnos frente a una situación que excedía sus posibilidades.

La falta de acceso a Internet era algo que a la mayoría nunca nos había parecido algo de mayor importancia hasta que se convirtió en el principal impedimento para continuar”, contó Francisco José Rogel, del Centro Educativo de Nivel Secundario 5.

Los docentes enviaban trabajos por mail que, en algunos casos se recibían y muchas veces no. Fue necesario idear nuevas estrategias pese a que el fantasma de la deserción escolar seguía rondando.

Rogel, que también integra la Federación de Estudiantes Secundarios, recordó que “quienes se sentían a gusto asistiendo a clases ya no podían mantener el nivel y las imposibilidades también empezaban a ser de carácter anímico”.

Algunos colegios realizaron una encuesta entre sus alumnos en la última semana de mayo. Las preguntas se acercaban al trabajo que ya venía desarrollando la Federación.

Los estudiantes se pusieron manos a la obra y desarrollaron spots de menos de un minuto con consignas directas. Alguien sugirió el hashtag QuedateEnLaEscuela para vincularlo con QuedateEnCasa de la cuarentena.

De esta forma, los chicos intentan “quitarle dramatismo a la cuarentena y comunicar un mensaje esperanzador dentro de un panorama en el que todos, en mayor o menor medida, nos veíamos afectados”.

“La idea medular del proyecto consistió siempre en generar conciencia sobre la necesidad de no bajarse del barco”, advirtió Rogel.

Expresó que “las preocupaciones iniciales de los representantes de las escuelas diurnas se enfocaba en el estrés de la cuarentena y en la incertidumbre del desarrollo del año escolar”. Sin embargo, “las voces más experimentadas pusieron el foco sobre un proyecto de vida en general, a futuro, y no tanto en árboles que tapen el bosque”.

Se trata de que “cada uno se sienta identificado con la misma causa: la escuela sigue funcionando y cada uno es importante; el drama es pasajero y no hay que bajar los brazos para lo que viene luego –que seguro será mejor–“, sintetizó Rogel.

En un principio, se pensó en armar un spot para cada categoría (escuela de jóvenes y adultos, escuelas técnicas y de oficios y las escuelas secundarias). “Para las escuelas de adultos, la idea era invitar a no volver a caer en los errores del pasado y terminar los estudios contra viento y marea; en las escuelas diurnas se apuntaba a la contención y el compañerismo”, detalló el joven.

Se asignaron las tareas que consistían en grabar los audios y las imágenes, editar y difundir en redes sociales, grupos de whatsapp, radio, TV y medios gráficos.

La idea era que diferentes alumnos se dirigieran a cámara invitando a los demás a no abandonar el colegio. “Pero en el caso de las escuelas de jóvenes y adultos ninguno quería aparecer frente a cámara. Entonces, se decidió hacer un spot con audio, música y lemas escritos en pantalla. El resultado fue igual de bueno”, concluyó Rogel.


Comentarios


“Quedate en la escuela”, la campaña de los estudiantes de Bariloche