Quieren cerrar el mercado comunitario de Bariloche, pero aumentan el presupuesto

La estructura que funciona en la zona de Ñireco no cumple con el propósito con el que fue creado y su formato no da resultados. Gennuso había anunciado una refuncionalización, pero no hay nada definido. La oposición sostiene que para cambiar hay que modificar la ordenanza.





El gobierno municipal reservó en el presupuesto para el año próximo una partida de 23,3 millones de pesos para el ente autárquico que administra el Mercado Comunitario, pero todavía no está claro qué va a ser del futuro de ese complejo comercial, que funciona en un galpón contiguo a la estación ferroviaria. La intención oficial, según lo declarado, sería cerrarlo para que “deje de acumular deuda”.

Desde la oposición del FdT ya habían señalado sus críticas a la gestión actual y ayer el concejal de esa fuerza Gustavo Casas (que integra el directorio del ente) también refirió que el Ejecutivo tiene el propósito de “transformar” el modo de funcionamiento del mercado, sin otras precisiones. Aclaró que si pretenden cerrarlo “van a tener que cambiar la ordenanza”.

La gestión Gennuso ya había reconocido hace cuatro meses que el formato actual del mercado, con un gran salón de ventas raleado de mercaderías y también de clientes, no tiene futuro y anunció una “refuncionalización”. Pero hasta hoy todo sigue igual y no hubo mayores cambios.

El mercado funciona con muy pocos productos frescos y la única oferta estable es la que sostienen un grupo de pequeños elaboradores de alimentos locales (dulces, panificados y otros similares).

La secretaria de Producción, Innovación y Empleo, Eugenia Ordóñez, reiteró que para darle otro impulso haría falta “capital de giro” que el Mercado está lejos de autoprocurarse, de modo que solo se sostiene con aportes de caja constantes por parte del municipio.

Esa partida presupuestaria para este año fue establecida en 10.176.000 pesos y en el próximo crecería un 130%, pero esos números no están relacionados con un proyecto de expansión del mercado. Ordóñez explicó que ese dinero tiene como destino el pago de los salarios del personal, cuya continuidad está asegurada, aunque podrían ser apartados del mercado para cumplir tareas en otras áreas del municipio.

El dato

23,3 millones de pesos
tiene asignados para el mercado el presupuesto 2022 de la Municipalidad. Es un 130% mayor que el actual.

Según la funcionaria, hoy el Mercado tiene 12 empleados, algunos municipales y otros encuadrados bajo el convenio de Comercio, pero el compromiso es municipalizar a todos.

Por eso para el año próximo se proyectó una suma largamente superior. Y si el aumento interanual llama la atención es por el cálculo erróneo previo al actual ejercicio. Ordóñez dijo de todos modos que el presupuesto es “una hipótesis” y si los ingresos no se cumplen en el volumen previsto los gastos tampoco se pueden ejecutar.

Dijo que prefería no hablar sobre el futuro del mercado y que cuando definan el eventual cierre lo van a informar. Confirmó que hasta ahora permanece abierto, pero con una actividad muy menguada.

La ordenanza que creó el Ente administrador del mercado data de 2016. Establece que además de las redes de consumo y los “nodos barriales”, deberá existir un “mercado central” como espacio común de “encuentro y comercialización de mercaderías”.

El concejal Casas señaló que cerrarlo sería incumplir la ordenanza.

Casas dijo que el mercado concentrador “tuvo una buena etapa al principio”, cuando funcionaba en un local alquilado de la calle Santa Cruz, pero comenzó a declinar cuando la gestión actual lo trasladó al barrio Ñireco.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Quieren cerrar el mercado comunitario de Bariloche, pero aumentan el presupuesto