Reclaman un edificio propio en un secundario neuquino

El CPEM 70 trabaja desdoblado en dos establecimientos

#

Docentes y alumnos deben cruzar permanentemente la calle para cumplir con sus tareas.

NEUQUÉN (AN)- El CPEM 70 ubicado en el barrio Gran Neuquén Sur funciona en dos establecimientos educativos porque no tiene edificio propio. Su matrícula ronda los 500 alumnos y abarca la zona de Almafuerte, Hipódromo, Independencia, y toma Norte.

"Hemos presentado petitorios en el Consejo Provincial de Educación, pero no hay voluntad política. Incluso en el 2005 entregamos un proyecto en el municipio para la cesión de tierras cerca de la zona del club Maronese y nos dijeron que si no teníamos el compromiso del gobierno provincial de que el edificio se iba a construir no podían darnos el terreno", aseguró la directora del CPEM 70, Patricia Rosso.

El colegio nocturno tiene 12 aulas en el CPEM 40, y cuatro en la Escuela Primaria 295, que está enfrente. Nació como un anexo en 1998, hasta que logró su autonomía en el 2003. Docentes y estudiantes deben cruzar permanentemente la calle que separa ambos establecimientos, porque la sede administrativa está en el secundario.

"El patio y la calle es parte del pasillo de la escuela", afirmó la docente. "No tenemos un espacio propio para hacer un acto, una charla, siempre debemos movilizarnos", agregó. La iluminación exterior es deficiente, hay farolas que no se han reparado. Además de compartir el edificio, el patio del CPEM 40 es usado por los vecinos para jugar a la pelota, porque no hay plazas ni centros deportivos en la zona.

Rosso afirmó que "al inicio del ciclo lectivo podemos llegar a tener 600 alumnos entre todas las divisiones. Predominan los jóvenes que vienen del diurno, sobre todo de las escuelas técnicas, pero las condiciones para que asistan no están dadas, si partimos de que no hay colectivos al momento de la salida (23:40), a eso se le debe agregar la precaria situación socioeconómica en la que vive la población". La directora contó que la mayoría asiste a comedores, no tiene empleo fijo, ni servicios, en un sector donde abunda el clientelismo político.

Por la no violencia

"En este contexto de tanta violencia desde el gobierno para que no existamos, buscamos caminos para poder resolver las situaciones de violencia que se generan dentro y fuera del colegio", dijo Rosso. Así nacieron los talleres por la no violencia, y en el que participan el CPEM 70, escuelas del oeste y comedores comunitarios. Juntos forman el nodo Gran Neuquén Sur. Con ayuda de organizaciones sociales y de la Legislatura, un grupo pudo viajar al Foro Latinoamericano por la No Violencia que se hizo en Buenos Aires en noviembre del 2008. La idea de este año es capacitar a los docentes en el tema y avanzar con el trabajo de sensibilización en el barrio. "Con los estudiantes hicimos una jornada de reflexión para identificar cuáles son las situaciones de violencia y cómo evitarlas", sostuvo.


Comentarios


Reclaman un edificio propio en un secundario neuquino