Recuerdan a Don Jaime de Nevares a 25 años de su partida

Como parte de las actividades en memoria del primer obispo de Neuquén, se celebrará esta tarde una misa que se transmitirá por redes sociales.



Don Jaime fue designadò obispo de la diòcesis en 1961. Foto: Florencia Salto

Don Jaime fue designadò obispo de la diòcesis en 1961. Foto: Florencia Salto

"Siempre pienso cuál sería la actitud de Don Jaime hoy con esta pandemia. Es la mejor forma de recordarlo. Hacerlo presente en la realidad que hoy vivimos”,expresó el sacerdote Rubén Capitanio, una de las personas que más compartió con el primer obispo de Neuquén. Son parte de sus palabras  en su recuerdo para este fecha que se conmemoran 25 años de su partida.

Entre las actividades previstas para hoy, a las 18, el obispo de Neuquén, Fernando Croxatto, celebrará una misa por el  aniversario de la Pascua de Don Jaime, que se transmitirá en vivo por la página de Facebook "Diócesis de Neuquén".

En su relato, Capitanio recordó que tenía un amor muy preferencial por el norte neuquino. "Hoy Don Jaime estaría muy incómodo con lo que pasa con los mineros de Andacollo y sus familias, que sufren esta tremenda injusticia. que por segunda vez la empresa los abandona a su desgracia. Estaría muy junto a ellos y creo que hoy está con su alma y corazón abrazando a los mineros", expresó el sacerdote.

Lo definió como alguien que estaría muy atento "sobre todo con los que sufren doblemente esta pandemia, que son los que menos recursos tienen" y agregó que hay personas "que no tienen ni siquiera para cuidarse, que no tienen ni agua".

Lo recordó a De Nevares como un hombre que "tenía un amor muy profundo de padre hacia su pueblo neuquino".

Dentro de sus vivencias con el obispo neuquino, el sacerdote recuerda en especial cómo compartía las alegrías y tristezas de cada persona.

Vi algunas veces que sus ojos se llenaban de lágrimas ante algún dolor. Por ejemplo, una vez con una madre de Plaza de Mayo de otra provincia que lo había visitado y le agradeció las cartas que le había enviado en su momento más trágico. Cuando le habían secuestrado a su hijo”, narró Capitanio.

Lo mismo ocurría en la felicidad, señaló el sacerdote y en relación con eso añadió otra vivencia: "cuando un trabajador contaba que había podido hacer su casa, al hombre se le caían las lágrimas de alegría y las compartía con su amigo Don jaime, a quien también se le cayeron unas lágrimas por la alegría de ese trabajador", relató.

"Don Jaime era el que ayudaba siempre en lo que podía, y lo hacía porque quería  siempre al necesitado", destacó entre sus características.

Con motivo de la fecha, la subsecretaría de Derechos Humanos de Neuquén, compartirá por sus  redes sociales un vídeo en homenaje a quien fuera el primer obispo de Neuquén.

La vida de Don Jaime 

Monseñor De Nevares nació en 1915 en Buenos Aires. En 1951 fue ordenado sacerdote. En 1961 el papa Juan XXIII creó la diócesis de Neuquén, y lo designó su primer obispo.

Don Jaime, como se lo llamaba, integró en 1975 la presidencia de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), una entidad que denunció las violaciones a los Derechos Humanos perpetrados durante los gobiernos militares. También integró la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep).

De Nevares además denunció durante su vida las situaciones de pobreza e inequidad que había en la provincia y la situación de las comunidades aborígenes.

Acompañó además a los obreros que construían la represa en Villa El Chocón, en su protesta en defensa de los derechos laborales y sociales.


Comentarios


Recuerdan a Don Jaime de Nevares a 25 años de su partida