Regata del río Negro: el rey los mira desde la orilla

Martín Mozzicafreddo ganó la regata en el 2019 junto a Néstor Pinta. En medio de una pausa en su exitosa carrera habló con Río Negro de la competencia y su particular forma de ver y sentir la vida.



Martín Mozzicafreddo mira esta edición desde afuera, pero la disfruta desde su nuevo rol. Foto: Andrés Maripe.-

Martín Mozzicafreddo mira esta edición desde afuera, pero la disfruta desde su nuevo rol. Foto: Andrés Maripe.-

Martín Mozzicafreddo no tiene celular, aunque confiesa que usa, pero los pierde. En la chacra o en el río, da igual. En definitiva ese es su mundo interior y privado donde las pantallas importan poco y nada.

Río Negro pautó el pasado martes una entrevista con uno de los dos máximos ganadores de la Regata del río Negro, pero primero lo tuvo que hacer a través de su esposa, que a la vez facilitó el celular de un amigo que estaba con Martín en ese momento.

Todo lo que pueda parecer extraño para el resto del mundo hiperconectado, para Mozzicafreddo es pura sencillez y amabilidad campechana. “Nos encontramos en Choele en la entrega de premios”, dijo. Y acá estamos.

“Ahora tengo que tener celular, no queda otra…”, dice Martín, flamante presidente del Concejo Deliberante de Luis Beltrán, sobre el nuevo escenario con el que tiene que lidiar.

Le damos opciones e indagamos en dónde se siente más cómodo: en el río remando, en la chacra o en la arena política. “Estoy cómodo en los tres lugares. Lo del Concejo es nuevo para mí, pero somos un lindo grupo de personas jóvenes que nos conocemos de toda la vida y tratamos de hacer lo mejor por nuestra ciudad”, cuenta Mozzicafreddo.

Cuesta verlo a Martín afuera del agua, siguiendo la Regata desde la orilla. Es el último ganador de la prueba junto a Néstor Pinta, su eterno compañero, con el cual ha hecho historia en el canotaje argentino y mundial. El beltranense, al igual que el maragato en una entrevista con este medio hace unos días, asegura que solo se trata de una pausa dentro de una carrera juntos llena de gloria.

“El Piri hace un mes fue papá de una nena, yo lo seré en pocos días, y ahora tiene la oportunidad de competir junto a su hijo que en el último mundial quedó como uno de los mejores cinco juniors del mundo. Es una fiera en el agua y está disfrutando mucho. No cualquiera tiene esa oportunidad en la vida, que se conjugue que padre e hijo en un nivel tan alto, puedan competir juntos. Fui el primero que le dijo que tenía que aprovechar esta posibilidad. En lo que respecta a nosotros, cuando se acomoden un poco las cosas, volveremos a correr juntos”, anticipa Mozzicafreddo.

Martín porta las medallas para los ganadores de la etapa porque será él quien premie a cada vencedor. Vestido de civil y a pesar de ser saludado por todos los palistas a nuestro paso, el más ganador de la Regata es casi un perfecto desconocido en la orilla.

“Uno hasta ha adquirido valores personales con esta Regata, es una prueba que a uno lo cala muy adentro. Uno la vio de pibe, vi a mis tíos correr acá, a los grandes palistas que la hicieron legendaria… Cuesta estar afuera. Igual, la disfruto a mi manera junto a Luján, mi mujer, y mis chicos Giuseppe y Emilia, y la que viene Raffaella”.

Martín no termina de nombrarlo y aparece Giuseppe (9), enfundado con los colores de Boca. -¿No te imaginás algún día, como el Piri, correr junto a tu hijo?

"Estoy contento de que en el último año le haya picado el bichito del canotaje, porque los primeros años era fútbol y nada más. Desde hace un tiempo empecé a entrenar a grupo de pibes que andan muy bien y él se prendió. Lo saco a remar conmigo y me encantaría llegara a correr, aunque no será a alto nivel… (risas). Sería una experiencia única".

A Martín lo llaman para que vaya a entregar los premios pero antes de partir deja una reflexión no sólo sobre la importancia de la Regata como competencia, sino también por el río.

“La Regata es el evento más emblemático de la provincia. Surca nuestro territorio y lo hace conocer. Y la vía de todo esto es el río, que es lo que nos da vida. Esto es un desierto y sin este río aquí no habría nada. Somos lo que somos gracias al Negro. Es nuestro motor, la esencia rionegrina se debe a estas aguas. La sanidad del río debe ser un tema central. Acá en Choele hay vertido cero y Beltrán pronto lo será. Ojalá todas las ciudades de la provincia lo puedan concretar. Con el Piri lo decimos siempre, hemos estado en muchos lugares del mundo y no hemos visto ríos como este”, cerró.


Comentarios


Regata del río Negro: el rey los mira desde la orilla