Se plantaron y no los envían a clase

Son los padres de los chicos que estudian en escuela 196 de Villa Regina, ubicada en zona rural. Las clases están suspendidadas desde hace una semana por problemas con el gas. Se niegan a enviar a sus hijos a otros establecimientos y piden que la arreglen.

10 sep 2018 - 00:00

En reclamo para que culminen las obras de refacción, los padres de alumnos que concurren a la escuela primaria 196 ubicada en el barrio Villa Alberdi no enviarán hoy a clases a sus hijos a otros establecimientos educativos.

Recurrirán a la Defensoría del Pueblo de la provincia para reclamar por la situación de esta escuela, que en los últimos años, por diversas falencias de infraestructura, suspendió el dictado de clases.

Desde el Concejo Deliberante reginense se avaló un proyecto de comunicación enviado al gobierno provincial para que destine fondos remanentes del Plan Castello a la construcción de un nuevo edificio escolar para este establecimiento.

El proyecto, impulsado por el concejal del FpV, Maximiliano Garré, fue elevado ayer a la Coordinación de Escuelas Alto Valle Este II, mientras que en los próximos días será entregado al gobernador Alberto Weretilneck por el intendente Carlos Vazzana.

Desde hace una semana el dictado de clases se encuentra suspendido en la esa escuela, a partir de que una inspección de Camuzzi detectó pérdidas en la red interna del establecimiento, por lo que retiraron el medidor, el cual recién será colocado nuevamente cuando se hagan las reparaciones.

Si bien esta última semana no hubo dictado de clases en ese establecimiento, por disposición de Educación a partir del lunes los 230 alumnos que concurren a la escuela primaria 196, serán reubicados en las escuelas 235 del barrio Matadero y la 370 del barrio de las 201 viviendas.

Como la escuela se encuentra en el barrio Villa Alberdi, a 5 kilómetros de la planta urbana de Regina, los chicos de ambos turnos y del jardín de infantes integrado, serán trasladados en transporte escolar hasta esas dos escuelas.

Sin embargo en la noche del jueves en una asamblea convocada por padres de alumnos que concurren a la escuela del barrio Villa Alberdi, tomaron la determinación no enviar sus hijos a clases, para reclamar celeridad en las obras de refacción del establecimiento.

A la reunión se invitó al coordinador del Consejo Escolar, Carlos Correa, que no asistió pero se comprometió a recibir a un grupo de padres; en tanto que estuvieron presentes el concejal Garré, que explicó el proyecto para la construcción de un nuevo edificio, representantes de Unter, docentes y directivos de la escuela.

La situación no es nueva
Algunos de los padres remarcaron que “la situación no es nueva, ya el año pasado los chicos tuvieron que ir 45 días a otras escuelas por problemas con los pozos ciegos, ahora están las pérdidas de gas.
La inspección de los últimos días detectó que existen sistemas de calefacción sin la adecuada instalación, filtraciones en paredes, techos con riesgo de caída, sistema de iluminación sin protecciones, ventanas con cierres rotos, cebos para matar roedores tirados dentro de las aulas, baños para alumnos que no están aptos para su uso, etc.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.