Revelan serias irregularidades en la compra de baterías para el submarino desaparecido

Desde la fuerza militar aún no dan todo por perdido: “Los tripulantes pueden estar en una situación de supervivencia extrema”, afirmó su vocero.



Revelan serias irregularidades en la compra de baterías para el submarino desaparecido

Una investigación del Ministerio de Defensa argentino alertó sobre supuestas irregularidades en la compra directa de las baterías del submarino ARA “San Juan”, que desapareció el 15 de noviembre con 44 tripulantes en el Atlántico Sur, informó “La Nación”.

El último día de contacto con la base, el comandante del submarino reportó una “falla eléctrica en el compartimiento de baterías de proa en la madrugada del miércoles”, según confirmó la Armada.

Un informe de un organismo internacional reveló, en base a sonidos captados por estaciones hidrófonas, que pocas horas después de la última comunicación del submarino el 15 de noviembre se registró en la zona donde navegaba “un evento violento consistente con una explosión”. Un amplio operativo internacional busca al sumergible en esa área, pero hasta el momento sin resultados.

Pese al pesimismo reinante tras más de diez días sin noticias, el oficial Enrique Balbi, vocero de la Armada, afirmó: “Si bien van once días de búsqueda, eso no quita que los tripulantes no puedan estar en una situación de supervivencia extrema”,

El ARA “San Juan” es un submarino construido por la empresa alemana Thyssen, con propulsión diésel-eléctrica, y cuenta con 960 baterías. Mide 65 metros de eslora y siete de diámetro y entró en servicio en 1985. Entre 2008 y 2014, durante los dos gobiernos de Cristina Fernández, se le realizó una reparación de media vida para prolongar sus años de uso.

El informe secreto del Ministerio de Defensa fue realizado por expertos entre 2015 y 2016 y determinó que la Armada habría incumplido los estándares normativos y operativos para la reparación de media vida y el recambio de baterías; que se buscó direccionar la compra de suministros para beneficiar a ciertos proveedores y que, en ese proceso se habrían adquirido insumos con garantías vencidas y cometido delitos, señaló “La Nación”.

“La información colectada resulta contundente al menos para sostener no sólo que esas contrataciones no se ajustaron al procedimiento administrativo reglado, sino además que el personal militar a cargo de las mismas posiblemente haya incurrido en conductas ilícitas que beneficiaron a las empresas adjudicadas, Hawker Gmbh y Ferrostaal AG”, precisaron los investigadores de Defensa citados por el diario.

Una auditoría de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) también cuestionó el procedimiento, al señalar que hubo desvíos en los planes trazados para la ejecución material y presupuestaria de la obra, con demoras de hasta cuatro años.

“Dichas demoras permitieron, en el caso de las baterías, la pérdida del período de garantía”, sostiene el informe divulgado por “La Nación”.

El dato

Partió el buque con un minisubmarino

El buque noruego Sophie Siemse zarpó ayer del puerto de Comodoro Rivadavia, con 50 pasajeros a bordo y el minisubmarino estadounidense que recorrerá el fondo del Mar Argentino en busca del ARA San Juan. El vocero del equipo de rescate de marines estadounidenses, capitán Héctor Alejandro, destacó que “es algo muy bonito de ver que hemos estado trabajando en conjunto, mano a mano, todos dando apoyo unos a otros”.

Pese al intenso viento que persistía en la costa patagónica, los marinos soltaron amarras.

Datos

2
veces se sometió al submarino ARA San Juan a reparaciones de media vida para alargarle sus años de uso.

Comentarios


Revelan serias irregularidades en la compra de baterías para el submarino desaparecido