Río Negro más complicada: en solo dos meses duplicó su déficit fiscal

Al cierre de julio alcanzó los 1.574 millones de pesos. Con un último cuatrimestre comprometido en materia de recursos, no se descarta que los desequilibrios para fin de año toquen un nuevo récord.



Del paraíso al infierno. En doce meses la administración Weretilneck pasó de tener un holgado superávit sobre sus cuentas públicas a un fuerte déficit consolidado que, al cierre de julio de 2019, se ubicó en los 1.574 millones de pesos.

Los desequilibrios presupuestarios reflejados a esta fecha son los mayores de los últimos años.

También es preocupante la velocidad en que se incrementa el rojo provincial. Al cierre de mayo de este año el déficit se ubicaba levemente por encima de los 800 millones de pesos. Tan solo dos meses después saltó cerca de un 100% para colocarse en 1.574 millones. Es decir, se incrementó a una tasa del orden de los 20 millones de pesos por día hábil. Algo realmente preocupante.

Como dato anecdótico cabe destacar también que, en los primeros siete meses de 2018, la provincia había logrado tener un superávit en torno a los 700 millones de pesos, consecuencia de un importante ajuste que afecto favorablemente sus ingresos.

Los números muestran a las claras los serios desvíos que deberá corregir la electa gobernadora Arabela Carreras a partir del 10 diciembre. El problema está en que distintas proyecciones oficiales dan cuenta de que la situación económica del país -y de las provincias- tenderá a empeorar en el último cuatrimestre del año.  

La volatilidad que muestra la economía nacional sumado a todos los ajustes que ya hizo el gobierno de Mauricio Macri, golpearán de lleno sobre las finanzas públicas rionegrinas. Frente a este contexto no es arriesgado señalar que el presupuesto de Río Negro terminará el año con un déficit histórico.

Más gastos y menos ingresos

Los desequilibrios presupuestarios que presenta la administración Weretilneck se deben exclusivamente a que el Estado gasta más de lo que recauda.

En estos primeros siete meses del año los ingresos totales alcanzaron los 37.900 millones de pesos, mostrando una suba interanual del 46%, casi diez puntos por debajo de los índices de inflación en el período bajo análisis. Por otra parte, los gastos llegaron a los 39.500 millones de pesos, reflejando un salto del 56%, casi diez puntos arriba de los recursos.

Weretilneck junto a su ministro de Economía.

La presión que están generando las obligaciones de la deuda pública rionegrina es otro de los factores que está mirando con mucha atención la gobernadora electa. El progresivo deterioro que se observa sobre déficit fiscal sólo podrá ser compensado -en el corto plazo- con más deuda pública. Sin embargo, Carreras también aquí se encuentra con poco margen de acción como para acceder a nuevos préstamos. Y si los logras, como es el caso de los instrumentos de corto plazo que hoy ya utiliza la provincia, será a un costo muy alto teniendo en cuenta que el mercado esta convalidando tasas superiores al 80% anual.

Datos clave

20
Fue lo que creció el déficit, en millones de pesos, por día hábil entre junio y julio del corriente año.
55%
Fue el salto interanual que mostró el gasto presupuestario rionegrino en los primeros siete meses del año.

Comentarios


Río Negro más complicada: en solo dos meses duplicó su déficit fiscal