Roch y Medanito profundizan su default

Los firmas centradas en la producción convencional se encuentran en situación de cesación de pagos. Habían emitido títulos para fondearse que ahora deben reestructurar.




La petrolera Medanito arrastra desde hace años una compleja situación financiera.

La petrolera Medanito arrastra desde hace años una compleja situación financiera.

La otra cara del Plan Gas 4, allí donde no llegan los estímulos, está representada por las petroleras que no pueden superar la crisis y cayeron en cesación de pagos (default).

Roch y Medanito, de ellas se trata, quedaron atrapadas en los últimos meses por la baja en las ventas y las complicaciones financieras del país.

La petrolera de la familia Chacra, que tiene su base operativa en Tierra del Fuego, no pagó esta semana intereses de US$ 8 millones por una Obligación Negociable que vence en abril de 2021.

Además, Roch fue una de las 18 empresas afectadas por la medida del Banco Central de la República Argentina (BCRA) del 15 de septiembre en la que se obliga a las compañías privadas locales a reestructurar una parte de su deuda. En su caso, son unos US$ 3,1 millones, entre capital y renta.

Las otras energéticas que analizan cómo refinanciar sus vencimientos son Genneia, Generación Mediterránea (Albanesi), la filial argentina de la estadounidense AES, la cordobesa Epec, la salteña Edesa y Compañía General de Combustibles (CGC).

Roch extendió el año pasado sus trabajos a Chubut.

El default formal para Roch había llegado en julio, hace ya tres meses. Semanas antes había emprendido el camino de la reestructuración de pasivos, por unos US$ 25 millones en total. Fuentes de la empresa consultadas por Energía On confirmaron que siguen las negociaciones.

La situación de Medanito, en tanto, es previa. Su cesación de pagos se declaró en abril, justo en el peor mes de la historia económica mundial (y, por supuesto, también de Argentina), por el efecto de la pandemia del nuevo coronavirus y la cuarentena en casi todo el planeta.

La reestructuración de sus pasivos alcanza los US$ 100 millones y en la previa a su default había postergado 11 veces sus vencimientos. Sus complicaciones habían empezado mucho antes y la sacudieron durante todo 2019.

El dato

8
millones de dólares no abonó la petrolera Roch esta semana. Correspondían a intereses de sus Obligaciones Negociables.


El 31 de agosto, Medanito informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) que su balance del primer semestre de 2020 arrojó pérdidas superiores al 15% de su patrimonio neto, por lo cual su directorio empezó a explorar “distintas alternativas, entre las que se incluyen la venta de ciertos activos estratégicos que mejoren su estructura financiera y patrimonial”.

Las pérdidas habían llegado a los $ 2251,5 millones, mientras que el patrimonio fue negativo en $ 7121 millones, por un déficit acumulado de $ 11.806,8 millones.

Antecedentes

El arreglo de la Argentina con los holdouts en 2016 abrió una ventana de poco más de dos años para que tanto el Tesoro Nacional como las empresas que operan en el país pudieran acceder al financiamiento externo a tasas de una cifra.

De esa forma, las compañías salieron a los mercados a aprovechar esa oportunidad de endeudarse en dólares hasta mediados de 2018 con tasas accesibles y desde entonces y hasta agosto de 2019, con tasas que se aproximaban al 10% anual en moneda dura.

Luego de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) los mercados voluntarios de crédito internacional quedaron vedados.

Las energéticas fueron, junto a los bancos, las firmas de los sectores que mejor capitalizaron la apertura de los mercados externos, pero que ahora sufren las consecuencias de un Riesgo País que, aún tras la reestructuración de la deuda soberana, volvió en pocas semanas a la zona de los 1400 puntos básicos.

Ante este panorama, muchas empresas están apostando a las Obligaciones Negociables ajustadas por tipo de cambio (dollar linked), en las que captan pesos y colocan emisiones en dólares a tasa 0% para financiarse en el mercado local.


Comentarios


Roch y Medanito profundizan su default