Roquenses volvían a Córdoba y los retuvieron más de 13 horas en un control policial

Habían viajado a Bariloche por el muerte de su sobrina, regresaban después de estar 14 días aislados y con los certificados negativos de covid-19, pero los frenaron en la Ruta 35. Denunciaron "inoperancia" y "falta de respeto".




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

La odisea para los dos jóvenes y la esposa de uno de ellos fue en Huinca Renanco, en el ingreso a Córdoba por el sur, desde La Pampa.

La odisea para los dos jóvenes y la esposa de uno de ellos fue en Huinca Renanco, en el ingreso a Córdoba por el sur, desde La Pampa.

Un grupo de roquenses que intentaba regresar a Córdoba desde Río Negro vivió una odisea en un puesto de control policial, donde les impidieron avanzar y los mantuvieron retenidos durante más de 13 horas al costado de la Ruta Nacional 35. Los dos jóvenes y la esposa de uno de ellos volvían desde Bariloche, adonde habían viajado para acompañar a su hermana tras el fallecimiento de su pequeña hija.

Esa circunstancia dolorosa ni los certificados que acreditaban los resultados negativos de los test de PCR que se habían hecho antes de viajar fueron suficientes para los dejaran continuar con su recorrido hasta la capital cordobesa.

“Desidia, inoperancia, mentiras y falta de respeto” fue lo que encontraron días atrás los integrantes de la familia Sobrero, según lo expresaron en una publicación difundida por redes sociales.

Emiliano, su esposa y su hermano estuvieron en la zona cordillerana dos semanas, para acompañar a su hermana y a su vez cumplir con los 14 días de aislamiento dispuestos por las autoridades sanitarias.

Con el resultado negativo luego de la prueba para saber si tenían covid-19, emprendieron el regreso, “cruzando muchos controles policiales, todos muy correctos y eficientes… hasta llegar al límite con la provincia de Córdoba”.

Cumplíamos con estos requisitos para ingresar a la provincia sin problemas: certificado de resultado negativo de Test PCR (hisopado) con menos de 48 horas de emitido, hecho en Hospital público de Bariloche; permiso de circulación otorgado por Nación”, pero no contaban con el permiso de circulación del COE de la Provincia de Córdoba. “Llenamos la solicitud en la web diez veces (sí sí, 10 veces!!!) y jamás nos contestaron”, explicó Emiliano.

Llegamos a Huinca Renanco ayer alrededor de las 17:30 hs. y nos “liberaron” hoy a las 7 de la mañana. En esas 13 horas caóticas, no sufrimos más que manoseos permanentes de la policía que estaba en el lugar!!”, contó el joven sobre lo ocurrido el fin de semana.

“Nos hicieron estacionar en la banquina y a esperar, esperar y esperar.. Nos hablaba un policía, otro, otro y otro más. Lo primero que nos dijeron fue que debíamos cumplir una cuarentena de 14 días en un hotel ahí en Huinca Renanco, y que mi hermano al no tener el domicilio de Córdoba en su DNI debíamos hacernos cargo nosotros de esos gastos”, agregó.

Como les dijeron que no tenían dinero para esa estadía, “nos siguieron haciendo esperar unas horas más hasta que nos “sugirieron” que nos vayamos por algún otro ingreso de la provincia, que eran más “light” para ingresar, por ejemplo Villa Dolores o Laboulaye. Pero no contábamos con combustible ni dinero para estar girando por fuera de la provincia para “intentar tener suerte” en otro control”.

El joven roquense describió que “seguimos esperando nuevamente hasta que nos dieron una nueva opción: “cuando se vayan los del COE y los hacemos pasar” nos dijeron. Mientras tanto veíamos como a otra gente que estaba en una situación similar a la nuestra los “iban liberando de a poco”, pero con nosotros eso nunca ocurrió”.

A las 22 del viernes “como por arte de magia”, desaparecieron todos los policías que estaban a la tarde y aparecieron uno o dos policías nuevos que “no sabían nada” y que les dijeron que no los podían dejar pasar “porque la ruta estaba cerrada hasta las 6 de la mañana del otro día”.

Dando lástima pudimos conseguir que un móvil policial me llevara a una estación de servicio a las 2 de la mañana a comprar unos sándwiches y bebida para poder comer algo. Sin baño y con mucho frío logramos pasar la noche. Hasta que a las 6:45 de la mañana sin “mucho protocolo” nos hicieron pasar”, contó Emiliano.

En su conclusión, el joven consideró que “el certificado de hisopado negativo fue en vano porque jamás nos lo pidieron, tampoco nos hicieron ningún control sanitario, ni nos exigieron ningún permiso de circulación”.

“Sin dudas, el autoritarismo y la demagogia de poder está muy por encima del cuidado epidemiológico y de la sanidad como estos “actores” de nuestra sociedad pregonan permanentemente”, finalizó.


Comentarios


Roquenses volvían a Córdoba y los retuvieron más de 13 horas en un control policial