“Se comenta que es imposible que la droga haya salido del Valle”

Un exempacador de Roca declaró en el caso “Manzanas Blancas”. Habló de su trato comercial con Temes Coto.



#

Ayer continuó el juicio por el frustrado contrabando de más de 3,5 toneladas de cocaína.

BUENOS AIRES (ABA).- Cuando estaba por terminar el testimonio del productor de General Roca Gustavo Bell, el juez Luis Losada disparó el interrogante: “Dígame, ¿qué se dice en la región sobre lo que pudo haber ocurrido con este caso?” – “En el Valle se comenta que es imposible que la droga haya salido de la zona, que para hacer semejante movimiento (el embalaje y ocultamiento de casi 3.500 kilos de cocaína) se necesitan muchas personas; allá se comenta lo que se hace en un galpón, en el otro… es imposible”. Bell fue citado como testigo a raíz de declaraciones de Valentín Temes Coto, quien en diciembre pasado sugirió que aquel “se pudo haber quedado con entre 10 o 15.000 cajas de la marca Brisa”, sello bajo el cual se exportó el cargamento incautado en junio de 2010. El entonces empacador explicó esa conjetura. Contó que en 2007 se le acercó Claudio Maidana (exsecretario de Temes Coto) para contratar a nombre de Cobbecar un servicio de empaque y después de un par de reuniones apareció el propio Temes Coto. “Finalmente –dijo– se concretó un solo negocio en febrero del año siguiente; se cargaron 1.912 cajas (por la época creo que de peras) mientras Cobbecar entregó dos cheques de 15.000 pesos cada uno. Luego la relación comercial no prosperó y nunca más los vi”. El testigo expresó que cree que se retiraron unas 28.000 cajas vacías y unas 200 quedaron en el empaque, las que pudieron haber sido entregadas como cartón. Al ser consultado sobre dónde podrían estar esas 28.000 cajas, sugirió que podría saberlo Nicolás Palmieri, titular de la firma Fun Lemú, para la cual trabajaba. El presidente del Tribunal, Luis Imas, decidió citar a Palmieri. Acerca de Nelson Hinricksen, el empacador allense detenido, Bell indicó que lo conocía por su apodo, “Chirola”. También declararon Fernando Elgul y Elena Jalyomi, testigos de concepto de Claudio Maidana. “¿Cómo se enteró Maidana de lo ocurrido con Frutol?”, fue la pregunta a ambos. “Un día nos comenta que estaba preocupado, que una empresa en la que había trabajado estaba en problemas y que iba a ponerse a disposición de la justicia”, respondieron casi de manera idéntica Egdul y Jalyomi, amigos de Maidana y su mujer. Egdul comentó que Maidana hizo “un plan de salida” del tema de la fruta, y a partir de 2009 puso en marcha otros emprendimientos. “Tenía un nivel de vida adecuado a sus ingresos, pero esta situación injusta convirtió su vida en un calvario, como está detenido hay que ayudarlo económicamente…”, dijo. Jalyomi mencionó que Maidana tenía dos locales de ropa, lavadero de autos y un local de pizzas. Lo describió como “obsesivo del trabajo y dedicado a su familia”.


Comentarios


“Se comenta que es imposible que la droga haya salido del Valle”