«Archivo al rescate» es la campaña para mantener la historia de Cutral Co

Dos docentes iniciaron una campaña para juntar fotos, videos y documentos que permitan reconstruir la vida de la localidad y las historias de sus habitantes.





¿Quién se acuerda de la casa de piedra? y ¿saben cuándo se fundó mi barrio? son algunas de las preguntas que reciben en el Archivo Histórico de Cutral Co. Sus integrantes lanzaron la campaña denominada “Archivo al Rescate” que apunta a reunir el material fotográfico y documental que permita reconstruir la historia reciente de la ciudad. Pero para que esto ocurra se requiere de la colaboración y voluntad de los vecinos de la comarca petrolera.

Raquel Bobadilla y Nidia Aranda son las encargadas de llevar adelante el Archivo Histórico de Cutral Co que fue creado en 2013, pero su labor de recopilar información tiene mucho tiempo más. Alrededor de treinta años porque iniciaron la tarea cuando ambas eran docentes.

La tarea la llevaban adelante en la escuela donde trabajaban. De hecho, la primaria 143 situada en el barrio San Martín –ex500 Viviendas- tenía un aula que llevaba el nombre del fundador de la ciudad, el médico Víctor Ezio Zani.

Sin embargo, su interés por mantener la historia local trascendió las aulas y llegó hasta el municipio local, donde se logró la creación de la entidad.

Ahora, desde el organismo lanzaron la campaña denominada “Archivo al rescate” y la convocatoria es a las comisiones barriales, a las escuelas, a todas las instituciones públicas y privadas que “sabemos que son muchas y tienen una historia rica en la ciudad que debemos conocer y dar a conocer al público en general”, explicó Raquel.

Raquel Bobadilla y Nidia Aranda, las impulsoras del proyecto.

Si bien cuentan con un caudal importante de documentación y fotografías desde el momento de la fundación de la ciudad y las primeras décadas, hay algunos períodos en los que no hay información. Tal es el caso de las décadas del ’80 y del ’90, por ejemplo.

“Queremos animar a la gente para que done porque tal vez encuentra una foto en su casa y piensa que no tiene valor y si, las fotos son muy importantes”, describe Raquel. Agrega que ese material registrado “te ayuda a conocer el paisaje urbano de la localidad, cómo eran las construcciones en otras épocas, la vestimenta, cómo funcionaban las escuelas, y te da un montón de información”.

“Todo nos sirve y no lo tenemos que perder de vista, sobre todo porque ahora todo es digital y es algo que nos preocupa porque ya no se imprimen las fotos, de los actos oficiales, por ejemplo”, subrayó.

Nidia cuenta que los vecinos o instituciones pueden acercar fotos en general, diarios, revistas, alguna documentación de los juzgados, las actas de nacimiento o de defunción, carnets, entre otros. “Es importante porque entre todos podemos hacer mucho”, describe.


Entre el aporte de los vecinos y las redes sociales


El avance tecnológico de todos modos ayuda porque el material original puede ser escaneado, en el caso que sus propietarios no quieran desprenderse de él y luego es devuelto. “Hay muchas historias de vida que nos interesa y que no conocemos todavía”, cuentan.

Por estos días, lograron obtener un dato que las llevará a rescatar la historia de “la casa de piedra” que estaba construida en la calle Tucumán y Rivadavia. “No sabemos qué pasó y su nieta quedó en traer la documentación y las fotos. Ese es nuestro trabajo: buscar, rastrear y compartirlo con la comunidad”, describe Nidia.

Al mismo tiempo, iniciaron el trabajo de recorrida por las asociaciones barriales. “Vamos a centrar la campaña en las sedes barriales porque cada año que empieza, en marzo nos empiezan a escribir los estudiantes para saber si no tenemos la historia de tal o cual barrio y no la tenemos porque nadie se sentó a escribirla”, indica Raquel.

En la ciudad hay barrios creados recientemente, pero están los más antiguos como Peñi Trapún, Aeroparque, Pampa, Brentana, y la zona céntrica que en las últimas décadas se los nombró como Centro Norte y Centro Sur.

El mayor caudal de donaciones, envío de material y de fotos que reciben en el Archivo llegan a través de las redes sociales: tanto Facebook como Instagram. Esto es porque el archivo como tal no tiene espacio físico propio para trabajar y seleccionar todo. El punto fijo de referencia es el Concejo Deliberante de Cutral Co, que si bien no están todo el tiempo allí, el personal recibe las inquietudes y las pone en contacto con los vecinos y vecinas.

Además de las redes sociales tienen también los teléfonos de ambas para comunicarse. “Es importante que entre todos hagamos la historia, por eso pedimos que nos contacten porque una foto suma, una historia suma, un diario antiguo suma”, concluyó Nidia.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Archivo al rescate» es la campaña para mantener la historia de Cutral Co