Hepatitis aguda en niños: analizan un posible caso que podría ser el primero de Río Negro

El niño se encuentra internado en el sanatorio Río Negro de Cipolletti. Esperan los estudios que se enviaron a Buenos Aires. Los resultados se conocerán la semana que viene.





El área de Salud Pública de Cipolletti aguarda por los estudios médicos que podrían confirmar el primer caso de hepatitis aguda infantil en la provincia. Las muestras fueron enviadas a Buenos Aires, al instituto Malbrán. El informe médico se envió ayer y los resultados estarían la semana que viene.


El niño de 9 años ingresó al Sanatorio Río Negro con síntomas similares a los que genera el desconocido virus -fiebre, vómitos, gastroenteritis y decaimiento- y por eso se le dio intervención al sistema público. La semana pasada se confirmó el primer caso en Neuquén.


El menor se encuentra internado en el sanatorio privado de Cipolletti monitoreado por profesionales de la institución, pero bajo supervisión del sistema público. Por la posible gravedad del caso, las autoridades de la clínica le dieron intervención a la responsable de salud pública en Cipolletti, la directora del hospital Claudia Muñoz.

Esta variante de la hepatitis produce ictericia, diarrea, vómitos y dolores abdominales; en algunos casos han requerido un trasplante de hígado y al menos cuatro niños fallecieron.

Luz Riera, una de las responsables del área de Epidemiología del hospital de Cipolletti, informó que los primeros estudios dieron negativo, pero que por protocolo se profundizaron los estudios que fueron enviado al Malbrán.

Sobre el estado de salud del menor, dijo que se encuentra estable, internado en una cama común y que esperan que evolucione favorablemente en las próximas horas.

Riera contó que mantuvo una reunión con la comunidad educativa del establecimiento donde concurre el niño. «Fue una reunión muy positiva, el objetivo fue llevar tranquilidad a docentes y a los padres de los estudiantes. Sabemos que el niño no fue al colegio cuando comenzó con los síntomas».

«Queriamos llevar tranquilidad a la comunidad educativa. Dimos las recomendaciones preventivas y de paso revisamos los carnet de vacunación de los niños y niñas», agregó.


Cuáles son los síntomas y qué se sabe hasta ahora


Los virus comunes de la hepatitis no han sido registrados en ninguno de los casos, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la OMS. Por el momento, una causa infecciosa parece ser «lo más probable», pero no se estableció ningún vínculo común con un alimento contaminado o tóxico que pueda ser identificado, informó la ECDC.

«La creciente alza del número de niños afectados por una súbita hepatitis es inusual y preocupante» indicó Zania Stamataki, del Centro de Investigación sobre el Hígado y el Aparato Gastrointestinal de la Universidad de Birmingham.


Una hepatitis es una inflamación del hígado, como reacción a un virus, tóxicos o enfermedades autoinmunes o genéticas, su evolución suele ser benigna y sus principales síntomas -fiebres, diarreas, dolores abdominales- se resuelven rápidamente o son débiles y, a veces, aunque no es tan habitual, pueden provocar una insuficiencia renal.


El hecho de que algunas hepatitis afecten a niños de entre uno y cinco años sorprende a los especialistas así como la necesidad, en algunos casos, de trasplante.

Además, no fueron detectados en ninguno de los casos los habituales virus que originan la hepatitis viral aguda (de A a E), indicaron desde el ECDC y la OMS.

Un análisis de estos misteriosos casos de hepatitis en Estados Unidos llevó a las autoridades sanitarias del país a pensar que su origen podría ser un patógeno común llamado adenovirus 41, aunque por ahora esto sigue siendo una hipótesis.

En tanto, entre las posibles pistas, los adenovirus fueron detectados en al menos 74 niños, de los cuales 18 adenovirus del llamado «tipo 41».

«Los adenovirus son virus banales y bastantes conocidos, que provocan generalmente síntomas respiratorios (bronquitis, faringitis, etc), oculares (conjuntivitis) o problemas digestivos (gastroenteritis) y la mayoría de los humanos son infectados por estos virus antes de los cinco años», explicaron.

Varios países, entre ellos Irlanda y los Países Bajos, informaron de una creciente circulación de estos adenovirus.

Sin embargo, su «papel» en el desarrollo de las hepatitis no está claro y el adenovirus 41 «no es conocido como una causa de hepatitis entre los niños con buena salud», observó la OMS.

Entre las hipótesis figura la posibilidad de una relación con la Covid-19, detectada en 20 niños, mientas que otros 19 mostraron una coinfección de Covid y adenovirus», advirtieron.

Si esas hepatitis estuvieran causadas por la Covid, sería muy sorprendente que no fueran mucho más numerosas dada la fuerte circulación del Sars-Cov2«, destacó Graham Cooke, especialista de enfermedades infecciosas del Imperial College de Londres.

Por último, la relación con las vacunas para el coronavirus fue descartada: «la gran mayoría de los niños afectados no estaban vacunados», concluyó la OMS.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Hepatitis aguda en niños: analizan un posible caso que podría ser el primero de Río Negro