Lluvias y nevadas pronostican un «buen año» para el sector ganadero de la Región Sur rionegrina

El 2022 se viene presentando con buenos registros de lluvias y nevadas. Los productores tiene grandes expectativas de tener una zafra con altos porcentajes de señaladas y buenas lanas.





Con el ánimo renovado y muchas expectativas productores ganaderos de la Región Sur se preparan para vivir una nueva zafra de lana y corderos. Un invierno que se presenta muy húmedo y sin demasiado frío son augurios muy positivos para la principal actividad productiva de la zona que, desde hace años viene atravesando algunos vaivenes.

El 2022 comenzó al algunas lluvias dispares durante el otoño y nevadas en lo que va de este invierno, que han cubierto prácticamente los 114.000 kilómetros cuadrados de la zona más grande del territorio rionegrino. Y el pronostico anuncia más lluvias y nevadas para este mes.

Hay gran optimismo en los productores de cara a la primavera y el verano. Foto: gentileza.

“Los productores están contentos. Tienen muy buenas expectativas. Estamos atravesando un invierno bueno, con nevadas y lluvias. Además no se han registrado días de frío intenso. El año viene bien en materia climática. Si en la primavera no se tenemos vientos fuertes, va a ser un buen año para el sector” señaló el secretario de Producción del municipio de Comallo, Saúl Muñoz.

El hombre detalló que en “hasta el momento llevamos registrado 235 milímetros, entre lluvia y nieve, en lo que va de este 2022” y agregó que a diferencia de años anteriores, como el 2020, la nieve no se congeló ni provocó mortandad de animales.

Campesinos se esperanzan con tener buenos porcentajes de señaladas y calidad de lana. Foto: José Mellado.

El invierno “cargó” de nieve las altas cumbres de la zona, como el cerro Anecón. Allí nace el arroyo Comallo. “El suelo se impregnó con gran humedad y eso significa que las fuentes de agua se van tener una recuperación. Además cuando empiece el deshielo de la nieve los arroyos van a volver a correr” añadió.

En la zona de Comallo se distribuyen unos 180 pequeños productores.

Los bancos de forrajes ayudaron a los productores en la suplementación alimenticia para los animales. Foto: Gentileza.

A diferencia de inviernos anteriores, donde los registros de nieve se daban desde el centro hacia el oeste, este año han sido alcanzado a toda la Región Sur.

Entre las lluvias y nevadas el pluviómetro marca un registro cercano a los 250 milímetros en la zona de Los Menucos. “En general la zona está muy buena. Hay lugares donde se registraron 70 centímetros de nieve y en otros entre 15 y 20, pero con abundantes lluvias. Veníamos de una sequía prolongada. El panorama cambió. Esta humedad nos asegura una buena primavera que es la época de nacimiento de los corderos. Las expectativas son muy buenas de cara a la primavera y el verano. Los productores tenemos otro ánimo. Ojalá podamos coronar el año con una buena producción de lana y corderos” sostuvo Carlos Calfuquir productor y responsable del área de Producción del municipio de Los Menucos.

En algunos lugares la acumulación de nieve superó los 50 centímetros. Foto: gentileza.

En base a malas experiencias de inviernos anteriores donde muchos animales murieron por no poder alimentarse con pasto natural, los productores tomaron las precaución de aprovisionarse del forraje que el Ministerio de Producción de la provincia puso a disposición del sector, a través de los “bancos de forrajes” que administran municipios y comisiones de fomento.

La humedad es garantía de agua y forraje para los animales y la buena alimentación se traduce en una mejor calidad de la lana y producción de corderos.

La “plaga”, un flagelo que no da respiro

Si bien las buenas expectativas que genera el buen año en materia climática, el avance del puma y el zorro colorado no dan un respiro a los productores del centro este de la Región Sur rionegrina.

La gran mortandad de animales que generó la ceniza del volcán Puyehue, en el 2011 y la intensa sequía que azotó durante una década dejó un panorama muy complejo para el sector. Muchos campos quedaron sin animales y sin presencia humana, favoreciendo la proliferación de especies como el zorro colorado y el puma.

La incorporación de perros pastores, una herramienta fundamental para resguardar a los animales de los depredadores. Foto: gentileza.

Con mucho esfuerzo y sin resignarse los campesinos continúan apostando al campo, pero a diario deben luchar contra estos depredadores que hacen mucho daño en las majadas. “Hace unos cuatro años, el stock de ovejas en la zona de Los Menucos era 100.000 cabezas. Actualmente ronda entre 60.000 y 70.000. El zorro y el puma están haciendo mucho daño. Hasta hace un tiempo era mayor la presencia en la zona de la Meseta de Somuncura, pero ahora lo tenemos más cerca, entre Los Menucos y Sierra Colorada” afirmó Carlos Calfuquir.

“El daño” que causan estas especies en la majadas, se traduce en una gran pérdida de ingresos para los productores.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Lluvias y nevadas pronostican un «buen año» para el sector ganadero de la Región Sur rionegrina