Los robos de cables no cesan en el Alto Valle: cuál es el plan en Río Negro para combatir este delito

El robo de estos elementos para su comercialización afecta a la gran parte de la región. Desde instituciones de salud hasta empresas y productores rurales sufren la pérdida de energía eléctrica. Los distintos gobiernos municipales comenzaron a implementar medidas.

El robo de cables en el Alto Valle es una de las maniobras delictivas que más ha aumentado en el último tiempo. Desde que comenzó el año, se registran robos de estos elementos semanalmente en localidades de la región, llegando a informarse hasta cuatro casos en menos de 24 horas. Por eso, funcionarios municipales y provinciales pusieron el foco en combatir el negocio de estos materiales para disminuir los ilícitos.

En las últimas semanas, este tipo de hechos de inseguridad afectó a distintas instituciones en la región, desde escuelas hasta hospitales y empresas. Vecinos exigen medidas para combatir la situación y desde el Ejecutivo provincial ya presentaron un proyecto para trabajar conjuntamente con las fuerzas de seguridad.

El gobierno de Río Negro confirmó que comenzaron a trabajar en un plan para frenar el robo de cables. El ministro de Seguridad y Justicia, Daniel Jara, mantuvo una reunión con distintos funcionarios de Edersa y confirmó que la jefa de Policía, Mary Carmen Carrizo, diagramará un “plan operacional especifico” para frenar estos ilícitos.

Además, se resaltó que desde Seguridad están impulsando la implementación de la ley de material no ferroso, «la cual prevé regular y controlar las actividades vinculadas con el acopio, comercialización y transporte de los metales no ferrosos«, aseguraron desde el organismo.


Robo de cables: una problemática que afecta a toda la sociedad rionegrina


Según informaron desde Edersa, «de noviembre de 2021 para adelante empiezan los robos de transformadores y de cables de media tensión. En general, el 95% se da en el corredor que va desde Cinco Saltos a Chichinales, haciendo especial hincapié en la ruralidad de Cinco Saltos o de Campo Grande». Además sostuvieron que hubo «mucho robo focalizado en la zona de Regina, Chichinales y General Enrique Godoy en el último tiempo. También ha habido robos de transformadores y de cables de media tensión en Cipolletti, en General Roca».

195
transformadores robados desde noviembre de 2022 a la fecha, según datos de Edersa.

A su vez, explicaron que en los últimos años aumentó el robo de transformadores, «desde noviembre de 2022 a la fecha, se robaron 195 transformadores«, alertaron. Y explicaron que las ciudades más afectadas fueron Allen con 60 robos de este tipo y Villa Regina con 46. «En Allen, entre el 9 de febrero y ayer se robaron 3 veces el mismo transformador que abastece», sostuvieron.

Y contextualizaron el alto valor económico que representa: «A valores actuales, son más de 1500 millones de pesos solamente en transformadores«.

Sin embargo, detallaron que la situación empeora con respecto a los cables, «es mucho más complejo, muy focalizado en (Villa) Regina, en Cervantes, y ahora está apareciendo acá en Cipolletti«, explicaron.

En este sentido, alertaron que se registran decenas de robos diarios, «directamente no es cuantificable porque hay 20 o 25 robos por día en baja tensión. A esta altura es difícil estimarlo, pero hay ciudades como en Cervantes donde el año pasado solamente se llevaron 17 mil metros de cable de media tensión. O sea que no puede andar en menos de los 40 mil, 45 mil metros de cable de media tensión robado«, estimaron.

Por otra parte, dieron detalles de los encuentros que realizaron con el gobierno provincial para aplicar el plan que impulsaron. «En las ultimas semanas, las autoridades se han acercado y se realizaron reuniones y planificaciones para realizar trabajos coordinados. El ministro Jara se reunió con directivos de la empresa, también el jefe de la unidad regional», explicaron.

Desde Edersa dieron detalles de la implementación de la ley impulsada por el gobierno provincial: «Eso va a permitir que las autoridades puedan realizar inspecciones y allanamientos constantes en desarmaderos, en chacaritas, en lugares donde se compra, porque en realidad lo clave acá es no sólo los robos, sino la demanda, alguien la demanda«.

En relación a la ley, explicaron el aporte que realizarán desde la empresa: «Vamos a ir a dar charlas para todos los efectivos para que puedan detectar cuando se producen estos robos, vamos a generar un mapa del delito para saber dónde están los puntos calientes».

Además, en relación a la ley, adelantaron que «hay municipios que ya lo implementan, el intendente (Rodrigo) Buteler ya confirmó que se va adherir, entonces las direcciones de comercio deberían comenzar a caer sobre las chatarrerias«, plantearon.

Y destacaron el operativo que ya se implementó en la ciudad: «El intendente (de Cipolletti) ya ha traccionado allanamientos e inspecciones y han encontrado cosas, así que para nosotros eso es importante. Tratar de de alguna manera cerrar el grifo de la demanda«.


Apuntar contra la comercialización: el objetivo para desalentar el robo de cables


Una de las primeras ciudades que ya mostró resultados con los controles fue Cipolletti. Ya que, esta semana, se confirmó que clausuraron un centro de compra-venta de metales que se encontraba en una situación irregular.

En sintonía con el plan provincial, «la iniciativa busca frenar la problemática delictiva vinculada al robo de estos materiales, principalmente cables de cobre, lo que genera grandes pérdidas económicas y afecta los servicios públicos», sostuvieron desde la provincia.

Con respecto al operativo desarrollado en Cipolletti, detallaron que se llevó adelante debido a las repetidas denuncias que han recibido en la región por robo de cables.

“En función de la firme decisión del Intendente Rodrigo Buteler con respecto a la seguridad y el reordenamiento de la ciudad, se continúan realizando controles preventivos e inspecciones de rutina con el objetivo de verificar la actividad de los lugares que se dedican a la compra-venta de metales y que se encuentran en situación irregular”, informó Diego Zuñiga, director de Comercio.

Tal como se planteó a nivel provincial, el proyecto prevé que «los sujetos alcanzados deben registrar todas sus operaciones de adquisición, enajenación y transporte, consignando en cada operación el detalle sobre el origen y características de los metales, y su documentación de respaldo».

En ese sentido, el asesor de Seguridad del municipio, Aldo Mildemberg, explicó que se está trabajando en conjunto con la Policía y Fiscalía y planteó que los controles se focalizan en «quien compra«. Y detalló la situación que padece Cipolletti a partir de esta problemática: «Ésta fue una de las cosas que pidió el intendente Rodrigo Buteler. Hoy tenemos 70 farolas apagadas en la ciudad por falta de cable, hay una pérdida en los últimos tres meses de 20 millones de pesos, el hecho para la municipalidad es grave”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios