“Somos muchos los que no tenemos terreno”



Los abajo firmantes somos beneficiarios autoconvocados del programa Crédito Argentino. El 22 de octubre del 2013 salimos sorteados en la línea que financia la compra de terreno y la construcción de la casa. Lo que fue para muchos de nosotros una de las alegrías más grandes de nuestras vidas se tornó en una prolongada lucha por obtener lotes al valor que el crédito otorga (que ahora es de 125.000 pesos). Ante la imposibilidad de encontrar terrenos a ese valor –y por una creciente especulación inmobiliaria– en una zona geográfica dominada por los altos precios y en un rubro con nula regulación del Estado, los beneficiarios comenzamos a reunirnos y a solicitar colaboración ante distintos organismos. En un largo camino, y tras la insistencia y la presencia permanente de los autoconvocados –con asistencia de las autoridades locales de Anses– logramos que el gobierno provincial de Neuquén reservara en mayo de este año un lote de 162 hectáreas en la zona de la meseta, ubicado en el ejido de Centenario. “A costo cero”, anunció el ejecutivo provincial que ponía a disposición los terrenos fiscales. El Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo elaboró un preproyecto de urbanización con una primera etapa de 400 lotes, que también fue presentado en mayo pasado a Anses, el organismo que tiene a su cargo este crédito hipotecario. Sin embargo, el IPVU indicó que dotar de servicios a ese futuro barrio tiene un valor de 175.000 pesos por lote, es decir, 50.000 pesos más que lo que otorga el Procrear. A partir de entonces, nuestro sueño volvió a estancarse. En este momento nos encontramos esperando una respuesta definitiva a la viabilidad o no de ese preproyecto por parte de los responsables del programa hipotecario a nivel nacional, pero nuestra visión es que la cifra que presentó la provincia a través del IPVU para la urbanización es muy elevada. Las autoridades locales de Anses, al igual que otros dirigentes a los que les hemos pedido colaboración, nos aseguran que tendremos una solución a nuestro problema y que si no es ese proyecto se buscarán otras alternativas. Ya se cumplieron ocho meses del sorteo. Desde entonces, vimos cómo subieron los precios –ya altos– del valor de la tierra en la zona de Confluencia e incluso en ciudades cercanas de Río Negro. En el verano sufrimos otro salto en los valores de la tierra con la devaluación y a pesar de eso nunca bajamos los brazos, siempre nos mantuvimos optimistas y confiados en que saldría el proyecto de urbanización que proponía el gobierno provincial de Neuquén. Por eso nos seguimos reuniendo semanalmente para ver la forma de ayudar en ese objetivo: tener un terreno a un valor justo, con servicios, en el cual poder construir nuestra casa. Sin embargo, hasta ahora el camino estuvo repleto de obstáculos y seguimos sin tener terrenos, y por eso nos preguntamos: ¿lo lograremos? P/ beneficiarios autoconvocados Procrear Neuquén, línea terreno y construcción, Carlos Alfredo Manrique DNI 14.761.132 Mariela Cecilia Lazzaletta DNI 21.445.302 Neuquén

Carlos Alfredo Manrique DNI 14.761.132 Mariela Cecilia Lazzaletta DNI 21.445.302 En representación de beneficiarios Autoconvocados Procrear Neuquén, línea terreno y construcción. Neuquén


Comentarios


“Somos muchos los que no tenemos terreno”