“Tendríamos que tratar de mantenernos solos”, dijo el extitular del Consorcio de Roca

Carlos Natalini no asistió a la ceremonia de apertura de compuertas en Dique Ballester pero estuvo presente en el tradicional asado. “Hay una deuda muy grande de algunos colegas y hay que tratar de achicarla un poco”, expresó.



#

Foto: archivo | Flor Salto

Autoridades provinciales habilitaron, ayer lunes, la nueva temporada de riego en el Alto Valle, con la apertura de compuertas en el dique Ballester. Los grandes ausentes fueron los titulares de los Consorcios de Riego, quienes ya habían anticipado que no estarían presentes por la crisis que atraviesan.

Ante este panorama, Carlos Natalini, extitular del Consorcio de Riego de Roca y hoy parte de su Comisión Directiva, fue el único representante en el tradicional asado con la que se celebra la largada del agua. Sin embargo, no asistió a la ceremonia de apertura por la mañana, en sintonía con la posición mayoritaria de los consorcistas del Alto Valle. “Vine al asado en forma particular porque la gente del DPA siempre me acompañó. Me invitaron y vine”, explicó.

Te puede interesar | El agua ya corre por el Canal: arranca una nueva temporada frutícola

Enmarcó el reclamo de algunos de sus colegas (más fondos oficiales de ayuda, mejor reparto de los que se otorgan) en lo que calificó como 10 años de decadencia de la fruticultura. “Algunos están peor, otros mejor. Nosotros, en Roca, hemos sido duros para cobrar el agua, el más barato de los servicios. La luz, el gas, te la cortan en 30 días. Nosotros damos 3 meses que se hacen 6. Si criticamos tanto los subsidios, tendríamos que tratar de mantenernos solos. Hay una deuda muy grande de algunos colegas y hay que tratar de achicarla un poco. Que es difícil, es difícil”.

Por su parte el ingeniero Fernando Curetti, jefe del Departamento Provincial de Aguas (DPA), señaló que el organismo intenta trabajar mancomunadamente con los consorcios.

Te puede interesar | Por primera vez en la historia el Consorcio de Riego no irá a la apertura del canal principal

Detalló que durante el 2016, el gobierno provincial hizo un aporte de $ 14.000.000 a todos los consorcios, de los cuales 10.000.000 fueron para los del Alto Valle. Además afirmó que a partir del 2015, entre obras como reparación de lozas, revestimientos y otros aportes se invirtieron más de $ 75.000.000, siempre a valores históricos.

Ayer, pasadas las 10 de la mañana, se levantaron las compuertas para que el agua del río Neuquén comience a alimentar al Canal Principal.

Hubo mucho enojo entre los consorcisotas en la previa porque el gobierno provincial no destinó “un solo peso” del Plan Castello al riego del Alto Valle. “¿Para qué vamos a ir, para sacarnos la fotito?”, ironizó en su momento el titular del consorcio cipoleño, Eduardo Artero.


Comentarios


“Tendríamos que tratar de mantenernos solos”, dijo el extitular del Consorcio de Roca