Terminó la feria y vuelven los escándalos: qué pasará con Piedrabuena y Terán

El juez tiene una causa penal y un pedido de jury en su contra por el escándalo del supermercado. El fiscal jefe recibió una sanción de 60 días que todavía no empezó a cumplir.

El juez Piedrabuena se presentó a la última audiencia en la sala de la Ciudad Judicial, el 5 de enero.

El juez Piedrabuena se presentó a la última audiencia en la sala de la Ciudad Judicial, el 5 de enero.

El 2020 terminó con un vendaval de escándalos protagonizados por un juez de Neuquén y un fiscal de Cutral Co. En los primeros días de enero ambos casos tuvieron un cierre provisorio, y durante el resto de la feria de verano los ánimos se aquietaron. A partir de hoy, con el regreso de la actividad, se esperan novedades.

En el caso del juez Diego Piedrabuena, continúa con una especie de suspensión de hecho, ya que la Oficina Judicial no le fijó audiencias al menos para hoy. La última vez que lo designaron al frente de un caso fue el 23 de diciembre. Trabajó en la primera quincena de la feria, pero sin tareas asignadas.

Este mes se producirá un acontecimiento de relieve: por primera vez opinará sobre su legajo el Tribunal de Impugnación. Repasemos cómo se llega a esa situación inédita hasta ahora.


En la fila del híper


Este escándalo comenzó el 12 de diciembre cuando el juez, junto con su esposa, protagonizó un incidente con un cajero en el hipermercado La Anónima. Terminó forcejeando con policías de custodia, esposado y detenido.

El juez pasa junto a la caja, antes de los incidentes.

Casi todo está filmado (sin audio) y además hay numerosos testigos que presenciaron la trifulca y declararon ante la fiscalía. Así fue que se conoció la ya famosa frase que el juez le dirigió al policía que le pedía respeto para el cajero: "hablale a la mano, boludo".

Después de cuatro audiencias fallidas en las que no se presentó, o se retiró, o puso todos los obstáculos legales a su alcance, se le formularon cargos por atentado a la autoridad agravado por ser funcionario público. A su esposa le imputaron resistencia a la autoridad, en concurso ideal con lesiones leves agravadas por ser contra un funcionario policial.

Para entonces lo habían declarado en rebeldía, y el presidente subrogante del Tribunal Superior, Evaldo Moya, había pedido que investigaran si existían motivos suficientes para iniciarle un Jurado de Enjuiciamiento.


Especial de la comisión


De acuerdo con trascendidos, la Comisión Especial del Jurado recibió el pedido de Moya pero no tuvo reuniones formales durante enero. Incluso podría esperar hasta el 5 de marzo; ese día se realizaría la audiencia de control de acusación y la fiscalía pediría la elevación a juicio oral de la causa. Recién después se pronunciaría la Comisión sobre si hay mérito o no para iniciarle un jury a Piedrabuena.

Antes, en los próximos días, debería realizarse una audiencia que pidió el juez para discutir si los policías guardias del hipermercado pueden ser querellantes o no.

La audiencia tenía fecha 12 de enero, pero la defensa del magistrado solicitó su postergación para este mes.

Intervendrá el Tribunal de Impugnación, integrado por Richard Trincheri, Fernando Zvilling y Daniel Varessio. Será la primera vez que ese empinado órgano judicial opinará sobre tan escandaloso legajo.


Terán sigue


Santiago Terán, durante el jury en su contra.

En el caso del fiscal Terán, fue suspendido por 60 días por el Jurado de Enjuiciamiento. El fallo se hizo público el 8 de enero, pero no aclara a partir de cuándo entra en vigencia la sanción. La fecha debe fijarla el Tribunal Superior de Justicia. Por eso Terán sigue de licencia, sin cumplir la pena.

Como explicó Río Negro, es probable que para dictar esa resolución administrativa el Tribunal deba convocar a conjueces, porque todos los vocales y la vocal ya se pronunciaron sobre el "caso Terán" en etapas anteriores.

Por otra parte, desde hoy y por 10 días el fiscal jefe de Cutral Co puede apelar el fallo. Sería una sorpresa si lo hiciera. Terán, quien ejerció su propia defensa en el jury, pidió para sí mismo una sanción por 45 días.

También puede apelarlo el fiscal especial Marcelo Medori, quien tiene más razones para estar disconforme: en su alegato le solicitó al Jurado la destitución del funcionario. Hasta ahora no dio ninguna señal de que vaya a casar la sentencia.

El fallo fue por mayoría de 5 a 2. Por la suspensión votaron Alfredo Elosu Larumbe, Elizabeth García Fleiss (TSJ), María Laura Du Plessis (MPN), Marianina López Raggi y Suyay Sapino (abogadas). Por la destitución lo hicieron Germán Busamia (TSJ) y Sergio Fernández Novoa (FdT).


Ay, la sentencia


Aunque no quedó plasmado en la sentencia, la mayoría tuvo en cuenta que Terán se jubilará en abril. "Él mismo dijo que su carrera está terminada", dijeron, tomando al pie de la letra el alegato del fiscal jefe.

Lo que sí dejaron escrito es el severo cuadro de salud que atraviesa, y que en ese contexto formuló sus declaraciones públicas sin perspectiva de género, misóginas y violentas.

Es decir, quienes formaron mayoría no se abstrayeron de un factor azaroso (porque Terán se puede jubilar o no) y además consideraron que puede seguir en funciones pese a sus serios problemas de salud. Y eso para no mencionar que el psicólogo y el psiquiatra del fiscal declararon a puertas cerradas para preservar su intimidad, y después en la sentencia (pública) los y las jurados reprodujeron poco menos que la historia clínica completa.

Quizá el fiscal jefe Santiago Terán hubiera hecho lo mismo con la ficha médica del imputado Santiago Terán, pero no por eso es menos reprochable.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Terminó la feria y vuelven los escándalos: qué pasará con Piedrabuena y Terán