“Tordos”: el vuelo de pájaros hecho arte y poesía

Este libro neuquino hecho a cuatro manos por el poeta Tomás Watkins e ilustrado por el artista plástico Carlos Juárez es el resultado de la mirada sensible a través de una ventana en tiempos de cuarentena.




Tordos” es una combinación única, mágica que invita a navegar sobre la vida. Sobre sentir. Sobre la libertad. Una imagen despertó la curiosidad del poeta Tomás Watkins y del ilustrador Carlos Juárez. Todo lo que ocurrió después fue obra del arte. Ambos se dejaron llevar por aquello que el paisaje de sus ventanas le mostraba; y así nació este su más reciente trabajo, un libro lleno de poesía que cuenta las andanzas de una bandada de tordos.


Casi de una manera casual fue que surgió la idea de escribir el libro. Bastó mirar por la ventana, poner atención y dejarse llevar por el vuelo de los tordos. “El año pasado, en el marco de la pandemia, nos encontramos con Carlos acá en el barrio, porque somos vecinos, y nos pusimos a charlar. Yo le conté que ahora tenía más tiempo para mirar por la ventana, que da al cementerio de Neuquén, y lo que veía eran esos bellos árboles y también la cantidad de pájaros que van dando vueltas. Y uno me llamó la atención que es uno de estos pájaros, tordos azul-negro tornasolados, que a la mañana y al atardecer se posan en unos árboles frente a mi departamento. Y es increíble cómo se apagan y se van a dormir hasta el día siguiente”, precisó Watkins.

Tomás Watkins, poeta neuquino, autor de los textos de "Tordos". (Foto: Yamil Regules)


La escena se repetía a diario y lo invitaba a observar a esos llamativos pájaros una y otra vez. Parecía que tenían una rutina y que todos los días iba a ver cómo sobrevolaban el cementerio del centro neuquino, pero todo cambió una tarde cuando irrumpieron en un vuelo tempestuoso. La escena lo atrapó. “Veo cómo los pájaros se enardecen y empiezan a atravesarla volutas de humo del crematorio del cementerio que estaban justo usando. Lo hacen de una manera muy interesante y cuando lo veo a Carlos le cuento esto”, aseguró el poeta.
La respuesta del artista plástico no hizo más que sembrar la curiosidad en ambos para seguir investigando, indagando sobre lo que esos pájaros hacían. Y así, de la nada, desde sus ventanas, desde el encierro, comenzaron a dar vida a los primeros versos.


La obra consta de 544 palabras y 17 ilustraciones, que reflejan las miradas de ambos artistas sobre los pequeños pájaros negros azulados que se ven a la mañana y al atardecer danzando sobre el cementerio central de la ciudad de Neuquén.


“Esto se lo comenté a Carlos. Y él me dijo algo que me encantó: ´Es que los pájaros, puede ser que sean mensajeros entre los dos mundos´. Y Ahí dijimos: ¿Por qué no hacemos algo? Y esto que surge de una manera incipiente y coloquial fue tomando forma y hoy, a un poco más de un año de aquella charla inicial, de yo escribir a partir de ilustraciones de él y él hacer ilustraciones a partir mis textos, estamos lanzado el libro”, subrayó el escritor.

Las horas de encierro, apenas comenzó la pandemia, en marzo de 2020, terminó siendo un momento de inspiración para Watkins y Juárez. “Muy paradójico. Nosotros encerrados observando estos pájaros con su libertad. Y después como suele ocurrir con el arte, a medida que va creciendo la idea, ese ida y vuelta que teníamos entre texto e imagen, imagen y texto, para lograr esta construcción de este libro, es como que empiezan a caer las fichas del sentido global que tiene. Porque, además, el arte siempre ha sido un mediador entre dos mundos, como los pájaros, y nos permite ser el mensajero de la humanidad, de la libertad, del amor, de tantos valores que uno quiere rescatar y poner en valor”, indicó Juárez a RÍO NEGRO.


El reconocido ilustrador confesó que fue tal el impacto que le produjo la imagen de ver a los pájaros danzando en medio de una nube de humo que salía del crematorio que sintió que era un verdadero un mensaje. Un mensaje que había que difundir. “Esta danza de los tordos, sale el humo del cementerio y ese humo era el de los que se nos fueron en la pandemia. Digamos, si estamos viviendo una tragedia, porque no deja de ser trágico que tengamos más de 100 mil muertos, de alguna manera esto de generar una publicación de un libro en medio de esta situación para nosotros es un gran orgullo. Estamos muy agradecidos por esto”, comentó.
“Tordos” ya está a la venta en Libracos (Corrientes 282) y Malapalabra (Córdoba 566), ambas de Neuquén; también puede adquirirse a través de Mercado Libre o en Ars Diseño Gráfico Editorial.


Temas

Libros Poesía

Comentarios


“Tordos”: el vuelo de pájaros hecho arte y poesía