Transporte alternativo: poco interés generó la convocatoria municipal

La convocatoria del municipio tuvo solo tres interesados a quienes se les asegura una tarifa de 70 pesos por pasajero. El doble de lo que cuesta el boleto en Mi Bus.



El valor de las combis sería de 70 pesos, el doble de lo que cuesta el pasaje en colectivo. Foto: archivo

El valor de las combis sería de 70 pesos, el doble de lo que cuesta el pasaje en colectivo. Foto: archivo

La iniciativa del gobierno municipal para crear un sistema de transporte con colectivos turísticos que cubra las falencias de la concesionaria Mi Bus encontró poco eco en los potenciales prestadores.

La idea del Ejecutivo es ofrecer servicios de refuerzo en los horarios de salida de las playas, cuando el transporte urbano colapsa y cientos de personas quedan en las paradas sin poder abordar las unidades. El déficit del servicio de Mi Bus lo padecen especialmente los turistas, pero también afecta a los barilochenses, que en muchos casos llegan tarde a sus trabajos.

La convocatoria realizada por el municipio cerró hoy y sólo hubo tres anotados. Los interesados debían contar con unidades previamente habilitadas para traslados turísticos y se les aseguraba una tarifa de 70 pesos por pasajero. El doble de lo que cuesta el boleto en Mi Bus.

El subsecretario de Tránsito y Transporte, Martín Trebino admitió que la propuesta no despertó el interés que esperaban. Calculó que la tarifa anunciada tuvo bastante que ver.

Un transportista consultado antes por este diario había dicho que el costo por pasajero, para que les resulte atractivo, debía rondar entre los 80 y los 100 pesos. También dijo que ya era tarde para organizar un sistema así a esta altura de la temporada.

Trebino afirmó que todavía no hay precisión sobre la operatoria que proyectan implementar para la venta de boletos en el sistema alternativo. Aceptóó que el chofer debe ser ajeno a esa tarea y que tampoco se puede aplicar la tarjeta SUBE.

El propio funcionario reconoció que la tarifa de 70 pesos “es inviable sin subsidio”, y evidentemente para el grueso de los transportistas “no da, no rinde”. Mientras que poner un precio mayor “atentaría contra las excursiones y los taxis”.

Consideró además que sumar más colectivos en la calle también agravaría los grandes atascamientos que afectan el tránsito en la avenida Bustillo hacia al centro cuando terminan las jornadas de playa.

En Gesell, en Mar del Plata o en Pamplona si tomás los puntos críticos en determinados horarios vas a encontrar lo mismo -dijo Trebino-. En las ciudades turísticas hay lugares que ante una gran concentración de gente no están preparados”.


Comentarios


Transporte alternativo: poco interés generó la convocatoria municipal