Una biblioteca de Bariloche propone convertirse en cervecería para poder abrir

La Biblioteca Popular Sarmiento, que ya cumplió 93 años en la ciudad, difundió un video en el que reclama la reapertura.

La Biblioteca Popular Sarmiento cumplió 93 años. Foto: archivo

La Biblioteca Popular Sarmiento cumplió 93 años. Foto: archivo

Los integrantes de la Biblioteca Popular Sarmiento, ubicada en el Centro Cívico, difundieron un video en el que reclaman la apertura de la institución que ya cumplió 93 años en Bariloche y es la segunda más antigua de la ciudad (después de Tiro Federal).

En el mensaje, ironizaron con la posibilidad de convertirse en una cervecería, en un centro de esquí o proponer un torneo para que las autoridades provinciales les permitan abrir sus puertas.

“Nos cerraron con las últimas restricciones y aún estamos en la lista de instituciones que no pueden volver a funcionar, como los centros culturales, cuando tenemos un protocolo aprobado para entregar libros en la boletería y conseguimos un uso cuidado de la sala”, explicó Gonzalo de Estrada, presidente de la comisión directiva.

El reclamo fue trasladado por nota al ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib, pero la falta de respuestas generó aún más enojo. “Cuando volvimos a abrir nuestras puertas, se acercó mucha gente. Teníamos una persona por sala y pusimos en marcha la campaña Libros que acompañan para personas con Covid. Llevamos libros a hospitales y nos quedaron 150 más para entregar. Nos atan de pies y manos”, acotó.

“La falta de respuestas -continuó de Estrada- generó una reacción y dijimos vamos por el humor. Aunque no alegremente. Queremos abrir porque nos consideramos necesarios“.

Desde la comisión directiva reclamaron también por una deuda de un millón de pesos que el municipio mantiene con la Biblioteca desde noviembre del 2019. “Por ordenanza, deben abonar tres salarios básicos, vital y móvil. Pero no lo abonan y genera deuda. Con ese dinero, les pagamos a los chicos que trabajan acá. Ya dimos de baja el servicio de ambulancia -por si se lastimaba alguien-, los bidones de agua potable (tenemos un tanque contaminado), los trabajos de mantenimiento y limpieza”, detalló.

También insisten con otro reclamo al gobierno provincial que, por la ley de Bibliotecas, debe pagar seis salarios básicos. “Como no lo cumplían, hicimos un convenio por el cual nos daban determinada cantidad de dinero a cambio del uso de la sala. Ese convenio se cayó hace un año y estamos tratando de renovarlo”, indicó de Estrada.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Una biblioteca de Bariloche propone convertirse en cervecería para poder abrir