Una convocatoria de adopción en Río Negro derivó en una denuncia ante el INADI por discriminación

El llamado público de la Justicia hacía hincapié en la búsqueda de familia conformada por una mujer o por una pareja heterosexual. El legislador Berros elevó la denuncia ante el organismo nacional porque resulta discriminatorio al colectivo LGTBIQ. ¿Qué respondió el INADI?





El llamado público a adopción de dos hermanas en Río Negro derivó en una denuncia ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) por discriminación. La convocatoria hacía hincapié en la búsqueda de una familia conformada por una mujer o por una pareja heterosexual cuestión que el organismo nacional consideró discriminatoria hacia las familias compuestas por personas del mismo sexo.

«Es violencia institucional determinar solo un grupo de personas para acceder a dicho pedido de adopción», sostuvo Ornella Infante, directora de Políticas contra la Discriminación del INADI, y «dicha convocatoria está mediada en base al prejuicio que aun hoy existe en espacios mínimos sobre la orientación sexual y la identidad de género y/o su expresión».

«Las familias compuestas por personas del mismo sexo, somos un grupo históricamente vulnerado por la discriminación, y basándonos en lo previsto por la Constitución Nacional, los tratados internacionales de derechos humanos, el Plan Nacional contra la Discriminación, la ley nacional Nº 23.592 considero que dicha conducta resulta discriminatoria«, aseguró.

La funcionaria pidió tomar medidas concretas para modificar estos patrones culturales basados en el estereotipo y sostuvo que «si existe una situación de riesgo en estas actuaciones, proviene expresamente de la intervención judicial sin perspectiva en género y diversidad, ocasionando daños graves, en el entramado social que hoy está conformado por muchas otras variantes además de la ‘Heterosexual'».

Ayer, el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos de Río Negro, impulsó el llamado a través de distintos medios de comunicación a las personas interesadas en conformar una familia adoptiva con dos niñas de 13 y 9 años de edad que son hermanas entre sí.

La publicación, difundida también en las redes sociales por el Juzgado de Familia Nº 7 de Viedma, expresaba: «En este caso particular y tras la intervención de los equipos técnicos profesionales competentes, la convocatoria se enfoca especialmente en un modelo de familia monoparental conformada por una mujer, con o sin más hijos, o por una pareja heterosexual, con o sin más hijos». A la consulta de este medio, desde la Justicia se respondió en forma extraoficial que en este caso se priorizó la opinión de los menores.

El legislador de Río Negro José Luis Berros (Frente de Todos) presentó la denuncia ante el INADI a raíz de la convocatoria realizada por el «vetusto Poder Judicial de Río Negro, en forma discriminatoria» y pidió que sea «castigada».

«Los avances en nuestro país en la materia hacen intolerable que una justicia con formación heteronormativa, violando las leyes vigentes, convoque solo a familias heterosexuales a los fines de la adopción, generando un antecedente discriminatorio de gravedad«, argumentó Berros en la presentación.

Recordó que la Ley N° 26.618 de Matrimonio Igualitario permitió la posibilidad de acceder al matrimonio civil a parejas del mismo sexo y al mismo tiempo brindó un amparo jurídico a los vínculos filiales entre madres, padres, hijos e hijas alcanzados a través de la adopción.

Además consideró que el país «ha avanzado en derechos» como resultado de «intensas luchas por la igualdad, con un nuevo Código Civil y Comercial que regula relaciones jurídicas de familias en plural en condiciones de igualdad formal».



Comentarios


Seguí Leyendo

Una convocatoria de adopción en Río Negro derivó en una denuncia ante el INADI por discriminación