Logo Rio Negro

Una derrota pudo más que casi dos años de gobierno




Una derrota electoral pudo con lo que no pudieron casi dos años de gobierno. Es que las medidas anunciadas en la semana aparecieron todas juntas y responden a necesidades de la gente que llevan bastante tiempo instaladas. De pronto el Estado pudo responder demandas que hasta el 12 de septiembre no había podido. Es llamativo, pero es.

Créditos a tasa cero, suba del mínimo no imponible de ganancias, suba del salario mínimo, asistencia para los sectores más postergados,  jubilación anticipada y una liberación casi total de las restricciones son parte del paquete de anuncios que hizo Nación para intentar aliviar el escenario económico y social, pero al mismo tiempo para poner dinero en la calle pensando en las elecciones de noviembre.

Estaba dentro de lo posible que según fuera el resultado electoral se podían acelerar medidas, pero no estaba en los planes de nadie la liberación de las restricciones por la pandemia, porque ningún indicador cambia tan radicalmente en una semana.

El Gobierno argumentó que el nivel de la vacunación permite aflojar permisos, y no quedó en pie ni siquiera la obligatoriedad del uso del barbijo en lugares abiertos. Pero una semana antes el mismo Ejecutivo había afirmado que no había que relajarse porque la variante Delta todavía no había mostrado su peor cara en el país.

La crisis de gabinete, el resultado electoral y algunos argumentos postergados alcanzaron para poner en marcha un plan de contingencia que tiene el afán de contener. Por un lado necesidades y por el otro los votos que se esfumaron a mediados de septiembre.

Como sea, algunas reaperturas serán bienvenidas por los sectores más perjudicados en la pandemia. Muchas medidas serán un alivio. Habrá más dinero y gente en la calle. Pero a la par también habrá menos cuidados y está claro que la pandemia no se terminó ni mucho menos por decreto. Muchas cosas juntas con sabor a derrota.


Comentarios


Una derrota pudo más que casi dos años de gobierno