Los triunfadores y los perdedores locales de las PASO de Río Negro

Ganaron 25 oficialismos. JSRN se impuso en 17, el FdT en 6, Juntos por el Cambio solo en 1 y el Socialismo venció en Ramos Mexía. Respaldos que alientan expectativas. Las ambigüedades.




La elección Primarias en Río Negro arrojó una victoria inobjetable del oficialismo, un segundo lugar expectante de Juntos por el Cambio y una derrota frustrante del Frente de Todos.

Arrojó, también, rasgos más finos. Hay ganadores y perdedores regionales. Este previo mapeo, con sus ratificaciones o rectificaciones en noviembre, consolidará expectativas y posibilidades futuras.

Antes, el 30 de octubre, cinco municipios votarán concejales. Ocurrirá en los radicales de Jacobacci, Ñorquinco y Guardia Mitre y JxC perdió en los tres. Tendrán, además, comicios Pilcaniyeu y Maquinchao, ambos de JSRN, que llegan motivados por sus victorias de septiembre.

Desiguales panoramas presentan los cuatros municipios del FdT que renovará ediles en sus elecciones el 14 de noviembre. En Sierra Colorada y Belisle vencieron y llegarán con inmejorables condiciones, pero perdieron en Godoy y Chichinales, aún los 32% y 31% obtenidos.

En principio, las PASO concluyó con 25 de los 39 gobiernos locales ganaron y, en mayor medida, confirmaron sus poderíos.

Juntos Somos Río Negro venció en 27 intendencias, de los cuales, 17 gobierna y, en cambio, perdió en otras dos propias: Cipolletti y Dina Huapi. Ambas frente a Juntos por el Cambio.

Esta alianza celebró además en una sola administración radical: Huergo.

El Frente de Todos consiguió seis triunfos con parecida cantidad de gestiones perdidosas.

El restante oficialismo vencedor fue el socialismo en Ramos Mexia.

Estos procesos exponen desvíos -sutiles o no- en la búsqueda de la preservación. Por eso, no siempre todo es como parece.

El intendente justicialista Miguel Jara no oculta su afinidad con el oficialismo. Esta postura explicaría que la lista del FdT llegó a un pobre 12% en Pomona cuando JSRN obtuvo el 54%.

La mayor distorsión se evidenció en JxC: solo ganó uno de los siete municipios de la UCR, que integra esa sociedad con el PRO y el ARI. Se impuso en Huergo, administrado por Miguel Martínez, que se integro a la lista de Aníbal Tortoriello. Los otros seis gobiernos no pudieron, no acompañaron o, directamente, se movieron en otra dirección. Por caso, en Darwin, el JxC fue tercero, sumando un 14% con sus tres listas, y JSRN ascendió al 57%.

Con esos desapegos, las conclusiones son más relativas. Igual, hay marcados triunfadores, empezando por las ventajas inocultables, como la intendenta Mabel Yahuar, en Los Menucos, que consiguió un 65% para la lista de JSRN. Un detalle producto de las ambigüedades: los siguientes guarismos en favor del oficialismo fueron aportes de Darwin y Pomona donde mandan la UCR y el PJ. Otros siete jefes “verdes” festejaron por encima del 40% y se entusiasman por sus destinos en el 2023.

Con guarismos menores, los intendentes Pedro Pesatti y Gustavo Gennuso igualmente cumplieron en Viedma y Bariloche, pues ganaron, con similares porcentajes a sus elecciones municipales. Sus victorias se potenciarían con la derrota de su par cipoleño, Claudio Di Tella, con esquirlas que dañaron además al líder y ex gobernador Alberto Weretilneck. Ese revés fue contundente. Aníbal Tortoriello aventajó por casi 4.500 votos a JSRN (llega a los 6.000 con las otras dos).

Los golpeados son muchos más en el Frente de Todos. Resultados locales que sacudieron más aún los cimientos provinciales.

El senador Martín Doñate no hizo pié en Luis Beltrán, pues la lista encabezada por Ana Mark no llegó al 38,6% de JSRN. Totalizó un 33%. Igual caudal que lo obtenido por el FdT en Conesa, que también fue insuficiente y el traspié en ese municipio justicialista impactó en la presidenta del PJ, Alejandra Mas.

En cambio, un respaldo del 32% permitió el éxito del frente peronista en Roca. No fue la celebración habitual, reiterada en la era Soria. Se logró un triunfo al fín, aunque bien exiguo en comparación a sus reiterados respaldos por encima del 50%.

En contrapartida, la boleta celeste consiguió ventajas superiores al 40% en los otros cinco conducidos por el FdT: Sierra Colorada, Belisle, Campo Grande, Cervantes y Lamarque.

Además de esos logros, el frente se impuso en Chimpay y Jacobacci, con el 39%, en ambos casos. Importantes resultados frente a la carencia general.


Expectativas renovadas para los triunfadores en JSRN


Con la inclusión Mariano Lavin, 17 intendentes “verdes” ganaron en sus terruños y esperan repetir en noviembre para consolidar sus planes para el 2023. Las dos derrotas locales fueron Cipolletti y Dina Huapi. La caída cipoleña dañó al intendente Claudio Di Tella y, además, erosionó al ex gobernador Weretilneck.

Triunfos "verdes"

27
municipios se impuso la lista de Domingo. De ellos, 15 fueron en aquellos gobernados por el partido de Weretilneck.

Según el porcentaje logrado, el ranking lo lidera Mabel Yahuar (Los Menucos). Siguen Néstor Ayuelef (Pilcaniyeu), Miguel Petricio (Mainque), Fabian Galli (Cordero), Silvina Frias (Maquinchao), Gustavo San Roman (Río Colorado), Liliana Martín (Allen), Viviana Germanier (Catriel), Bruno Pogliano (El Bolsón), Mariano Lavin (F.Oro), Diego Ramello ( Choele) y Robin Del Rio (Beltrán). Todos superaron el caudal provincial; 35,6%.

También por encima de ese rango, JSRN venció en ocho municipios, sin gobierno, como Darwin, Pomona, Valcheta, Ñorquinco, Chichinales, Godoy, G. Mitre y S. Grande. En Lamarque y en Jacobacci, con 40% y 38%, no alcanzó para ganar.

Por debajo del índice provincial, cinco intendencias de JSRN festejaron: Viedma (36,6%), SAO (35%), Bariloche (33%), Comallo (31%) y Regina (30,5). Con 32,6%, en Cipolletti se perdió y en Roca existió satisfacción con un 27%.


La concurrencia y el desafío de noviembre


La pobre asistencia a las urnas de septiembre se constituyó en punto de evaluación, que se concentró especialmente en el Frente de Todos en la búsqueda de una razón a su derrota.

El 67,9% es la concurrencia electoral más baja en Río Negro, con diferenciaciones entre los municipios.

Las presencias más escasas estuvieron en Guardia Mitre y Maquinchao, cercanas al 50%, mientras otras no llegaron o superaron por poco el 60%, como Valcheta, Conesa, Los Menucos y El Bolsón.

Se preveía por su disputa local y se confirmó la gran afluencia en Cipolletti, que llegó al 73%, la más alta de la Provincia. La elección de noviembre ya se pronostica con concurrencia aún superior.

El Frente de Todos confía en revertir el desapego del 12 de septiembre con la esperanza de que quienes se sumen aporten al caudal en favor de la lista de Ana Marks, permitiendo su elección en la Cámara Baja.


Pocos ganadores en el Frente de Todos


El paso de septiembre dejó pocos ganadores en el Frente de Todos. Incluso, algunos triunfos fueron insuficientes frente a sus contundentes antecedentes electorales.

El 32% de Roca fue exiguo en el poderoso terreno peronista de los Soria y lo mismo ocurrió con el ajustado triunfo -9 votos- de Sergio Hernández en Lamarque. Otro semblante originó el 41% de Claudia Montanaro en Cervantes y el 46% de David Mendoza en Belisle.

Campo Grande, compartido entre su intendente Ariel Rivero y el diputado nacional Pedro Dantas, hizo también pié con un 45% mientras Sierra Colorada, conducida por Fabián Pilquinao y el terruño del legislador Alejandro Marinao, se apropió del máximo porcentaje, con el 56%.

En contrapartida, las derrotas fueron más amargas en las comunas justicialistas. Todas superadas por JSRN. Mayor preocupación en Chichinales (Alberto Pacenti) y Godoy (Luis Ivancich), que en noviembre -con la nacional- también deben votar concejales.

Otros traspiés emergieron en Conesa (Héctor Leineker), Sierra Grande (Renzo Tamburrini) y Cinco Saltos (Liliana Alvarado, del Frente Grande).

En Bariloche zafó por su proximidad al 25,7% provincial. Por debajo, 19 municipios y, entre ellos, Catriel (25%), Choele (25%), Cinco Saltos (25%), Huergo (24%), Viedma (21%), Regina (20%) y Cipolletti (13%).


El voto blanco/nulo llegó al 10% en algunas localidades


El porcentaje provincial de votos en blancos o nulos rondó el 8%. Alto en relación a las Primarias anteriores, que fueron del 5% (2017) y 6,7% (2013).

Esos registros se ubicaron en cuarto lugar en varios municipios, desplazando al Frente de Izquierda y llegando al 10% de los votantes.

Este porcentaje se advirtió en Jacobacci, San Antonio, Catriel, Cinco Saltos y Los Menucos. Cercana a esa participación estuvo en El Bolsón y Roca.


El resultado de JxC y los gobiernos radicales


Aníbal Tortoriello aportó el 68% de los votos de JxC. Un 30% fue de Cipolletti y sumó al 68% del Alto Valle. Venció en la mayoría de los municipios dentro de la alianza.

Mario De Rege ganó en Viedma, Conesa, Chimpay, G. Mitre, Ñorquinco, Valcheta, Pilcaniyeu, Jacobacci y Ramos Mexia.

En la general, JxC venció en tres municipios: Cipolletti, Dina Huapi y Huergo. El último es el único vencedor de los administrados por la UCR. Lo conduce Miguel Martínez que se apartó, se sumó a Tortoriello y venció.

Con algunas posturas difusas, los otros seis municipios se repartieron entre JSRN

( Darwin, Guardia Mitre, Ñorquinco y Valcheta), y el FdT (Jacobacci y Chimpay).

En agosto, el filoradical Mariano Lavin, de Fernández Oro se incorporó a JSRN.

Otro respaldo marcan los magros resultados de JxC -por debajo del 20%- en Darwin (Víctor Mansilla), Valcheta (Yamila Direne), Ñorquinco (Felix Moussa) y Jacobacci (Carlos Toro). El frente justicialista se impuso en el último municipio y el oficialismo provincial se hizo de los tres primeros.

El FdT sorprendió y el JxC quedó segundo en Chimpay (Hugo Funes) y JSRN triunfó por 18 votos a la alianza radical-PRO en Guardia Mitre (Angel Zingoni).


Comentarios


Los triunfadores y los perdedores locales de las PASO de Río Negro