Una pila de piedras y cero mantenimiento en la ruta 40 que une Bariloche y El Bolsón

La empresa contratista se retiró luego de un par de ataques que se atribuyeron grupos mapuches. Vialidad Nacional no relicitó los trabajos y el estado del camino es deplorable.



Los gaviones a medio construir quedaron abandonados a la vera de la ruta. Foto: Alfredo Leiva

Montículos de piedras, arena y una contención a medio hacer permanecen en la ruta nacional 40 a la altura del kilómetro 2008, cerca de Villa Mascardi, donde hace un año un grupo de diez personas atacó el obrador, maniataron a un sereno e incendiaron máquinas viales de la empresa contratista que realizaba la obra.

Desde entonces, de manera paulatina, todo se paralizó. Hoy la ruta no tiene obras ni mejoras, su estado de deterioro es avanzado en algunos tramos -especialmente entre Mascardi y El Bolsón- y el mantenimiento es entre nulo y moderado. Actualmente lo realiza el Distrito Río Negro de Vialidad Nacional que, con poco personal entre los campamentos de Bariloche y Pilcaniyeu, debe cubrir una amplia jurisdicción de 340 kilómetros en los que no hay contratistas.

El contrato con la empresa Hidraco, que fue víctima del ataque en noviembre pasado y que tenía a su cargo las tareas desde el río Limay hasta el límite con Chubut, finalizó y por motivos administrativos Vialidad Nacional no volvió a licitarlo.

A unos 30 kilómetros al sur de Bariloche, Hidraco realizaba gaviones, una contención con piedra y malla metálica para evitar los desmoronamientos y derrumbes sobre la calzada. En ese punto, después del ataque incendiario, presuntamente atribuido por un grupo mapuche, la empresa se retiró por seguridad del personal y nunca regresó.

“No reunían las condiciones mínimas de seguridad para poder llevar adelante sus acciones”, explicaron fuentes oficiales.

La misma empresa, antes de este episodio, había concluido la pavimentación de 55 kilómetros desde Bariloche hacia el sur y en circunvalación. Pero antes del invierno terminó su contrato, sin completar las tareas previstas, y se retiró por completo de todo el tramo.

El mal estado del trayecto entre ambas ciudades generó malestar en El Bolsón, que tiene como ciudad cabecera a Bariloche para el flujo de turistas y para realizar diversas gestiones administrativas y judiciales. El concejal Mario Scandizzo (FpV) promovió un pedido de informes pero el organismo no respondió y en julio envió una carta documento a la administradora general de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez. “Luego de nuestras quejas lo único que hicieron fue tapar pozos. Tenían que instalar un obrador en la zona de El Foyel y solo trajeron una máquina vieja que en el temporal de nieve se quedó”, señaló Scandizzo.

Fuentes oficiales estiman que recién para abril o mayo de 2020 podrán estar en ejecución las nuevas tareas bacheo, barandas metálicas, desmalezamiento, reparación de alcantarillas, señalización y el mantenimiento de rutina junto al operativo invernal.


Comentarios


Una pila de piedras y cero mantenimiento en la ruta 40 que une Bariloche y El Bolsón