Una reunión tensa y múltiples quejas por el transporte de Bariloche

Usuarios, dirigentes vecinales y la multisectorial plantearon las críticas en la comisión de seguimiento del transporte. Frecuencias, reducción de horarios e incumplimientos, fueron los ejes.



Referentes de la multisectorial por el transporte y usuarios cuestionaron el servicio de Mi Bus. Foto: Alfredo Leiva

Referentes de la multisectorial por el transporte y usuarios cuestionaron el servicio de Mi Bus. Foto: Alfredo Leiva

En una reunión, que por momentos tuvo discusiones elevadas de tono y cruces verbales encarnizados, usuarios del transporte urbano de pasajeros llevaron sus quejas a la comisión de seguimiento, luego de que se resuelva congelar la tarifa en 35 pesos por al menos 120 días.

La reducción de frecuencias, la quita de servicios, el incumplimiento de los horarios y la falta de transparencia en los números de la empresa Mi Bus, formaron parte de los reclamos de dirigentes vecinales, usuarios y referentes de la multisectorial por el transporte.

Previo a la reunión, los usuarios tuvieron un cruce con el intendente Gustavo Gennuso que salió de su oficina ante los aplausos y cánticos de protesta. El jefe comunal -que no participa de la comisión- pidió que canalicen las quejas en ese ámbito para evaluarlas.

El intendente Gustavo Gennuso salió de su oficina ante los cánticos de reclamo de usuarios del transporte. Foto: Alfredo Leiva

Uno de los cuestionamientos de una vecinalista fue que en los últimos días se quitaron los primeros servicios de la mañana de las líneas 84, 81, 30 y 50. El jefe de Gabinete, Marcos Barberis, indicó que esta situación se generó por la ausencia de choferes con licencia médica y que el municipio ya labró un acta a la empresa para que restituya esas frecuencias en lo inmediato.

Desde la empresa Mi Bus indicaron que las licencias médicas de los empleados alcanzan al 12% del personal y esta cifra duplica a la media nacional. Precisaron que por esta situación de la última semana se contrataron 6 choferes nuevos para suplir ese faltante.

Por el incumplimiento de los horarios, Barberis indicó que se controlan las frecuencias desde las cabeceras pero luego se generan retrasos como consecuencia del cargado tránsito de la ciudad. Indicó que en esta temporada hubo días en que se demoró 46 minutos en recorrer 2,6 kilómetros en el microcentro (desde Onelli y Moreno hasta el Monolito), cuando el recorrido completo desde el centro hasta Llao Llao debe tardar 51 minutos.

El representante de la empresa Mi Bus (der) tuva escasa respuesta ante las quejas de los usuarios. Foto: Alfredo Leiva

Ante el reclamo por la reducción de 25 unidades desde el inicio de la prestación de Mi Bus, que comenzó con 100 colectivos y ahora tiene 75 en la calle, Barberis dijo que esa medida fue autorizada por la comisión de seguimiento un año atrás porque la ecuación de la empresa no cerraba y los colectivos estaban como reserva.

Aclaró el jefe de gabinete que la reducción de colectivos no implicó despidos de trabajadores aunque la empresa admitió que inició la gestión con 312 empleados y actualmente hay 240. La reducción se dio con jubilaciones, retiros y renuncias.

También remarcó que por los subsidios nacionales, la empresa tiene un recorrido de 544.000 kilómetros mensuales y por eso no se pueden hacer modificaciones de recorridos.

El jefe de Gabinete, Marcos Barberis, responde ante la catarata de críticas por el transporte en Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

Otro de los planteos fue conocer el balance de la empresa y la ganancia, además de saber si el leasing de los colectivos que adquirió Mi Bus al tomar la concesión forman parte del costo operativo que se toma en cuenta para la fórmula mediante la cual se define la tarifa.

Marina Schifrin de la multisectorial reclamó espacios de participación para los usuarios y que se modifique la conformación de la comisión de seguimiento donde no están los usuarios.

El delegado de la UTA, Pablo Figueroa, también escuchó los reclamos de los usuarios y dijo que el tránsito caótico de la ciudad es uno de los motivos que causa mayores problemas al servicio.

El delegado de UTA, Figueroa, también escuchó los reclamos por el deficiente servicio de Mi Bus. Foto: Alfredo Leiva

En esta reunión no se trató la propuesta del municipio de establecer un servicio de combis o minibuses en temporada con tres rutas especialmente destinada al turismo, para descomprimir la caótica situación que se vive por las tardes ante la cantidad de pasajeros que quedan varados en el oeste porque los colectivos van colmados.


Comentarios


Una reunión tensa y múltiples quejas por el transporte de Bariloche