Ya se utilizó el 53% de presupuesto anual de Desarrollo Social del municipio en Roca



Comparado con el monto aprobado para el 2019, el presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social del municipio aumentó este año un 119%.

Sin que los concejales lo imaginaran, ese incremento surgido de la ordenanza de Emergencia Alimentaria fue clave para este presente de pandemia. Porque de no haber existido esos recursos extraordinarios, esa cartera ya se hubiese quedado sin fondos propios para atender las demandas alimentarias que se multiplicaron en los barrios de la ciudad.

La conclusión surge de un informe oficial que el gobierno local remitió a “La Comuna”. Allí se consigna que a pesar de haber crecido más del doble el monto de dinero para ejecutar, al cierre del primer cuatrimestre de este año ya se había utilizado el 53,02% del presupuesto de la cartera social.

¿Cuánto dinero significa eso y cuál fue el destino de los recursos?
Desde el Ejecutivo informaron que “en materia de ayuda social y protección a los sectores más vulnerables, el Municipio de Roca lleva invertido un importe cercano a los $ 15.000.000 desde que comenzó el aislamiento”.

Estos recursos fueron destinados a subsidios a personas y merenderos, compra de módulos alimentarios, colchones y la intensificación de los programas de calor que se realizarán durante el invierno”, se detalló.

¿Cómo define el municipio el destino de los recursos para ayuda social?
Desde la secretaría a cargo de Diana Vázquez indicaron que “el destino de los recursos de asistencia se define a partir de un informe social que realiza el equipo de trabajadoras sociales” y que en el caso de los merenderos y comedores, el informe es realizado por el departamento de Seguridad Alimentaria.

Padrones cruzados

Un dato positivo que surgió de las consultas realizadas al municipio es que -después de mucho tiempo sin trabajo articulado- en medio de la pandemia se están cruzando registros sobre la ayuda social que brinda el municipio y los aportes que hacen el Ministerio de Desarrollo Humano y Solidario y la Secretaría de Niñez Adolescencia y Familia de Río Negro.

Esta tarea, importante para hacer más eficiente la llegada de ayuda y evitar desequilibrios en el reparto de la asistencia, se complementa con la articulación entre personal municipal y de Salud Pública.

Los puntos pendientes -indicaron desde el municipio- pasan por acceder a los datos de los módulos que está entregando el Ministerio de Educación a través de las escuelas, como también a la información de Nación. Sobre esto último cabe acotar que recién la semana pasada se resolvieron las autoridades en las delegaciones regionales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. La responsabilidad de la oficina roquense recayó en Tomás Calvo, un joven militante sorista de la ciudad.

Fondos externos

Ante el difícil panorama financiero y la creciente demanda de ayuda social, “La Comuna” consultó al municipio cuántos fondos coparticipables recibió para atender necesidades derivadas de la pandemia y si eran los previstos, de acuerdo con los anuncios realizados por autoridades nacionales y provinciales durante las últimas semanas.

Desde el Ejecutivo indicaron que el 20 de abril pasado se recibieron $ 6.037.302 en concepto de Coparticipación de un ATN otorgado por el Gobierno Nacional.

Estos fondos no estaban previstos en el Presupuesto 2020 y representan el 22% del total erogado a la fecha por el municipio para solventar los gastos extraordinarios ocasionados por las consecuencias de la pandemia.

El gobierno informó que las principales erogaciones se aplicaron en materia de contención social; control de tránsito; inspección general; desinfecciones en espacios públicos, instalaciones municipales y organismos provinciales e insumos de seguridad.

Preocupación extendida

Ante este complejo escenario financiero, los intendentes del Frente de Todos emitieron un comunicado la semana pasada, advirtiendo que se encuentran “profundamente preocupados por la estrepitosa caída de los ingresos municipales como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

A la dura realidad local, en donde los municipios han visto disminuidos sus ingresos propios de recaudación por tasas, se le adicionó la fuerte caída que tuvieron los ingresos provenientes de la Coparticipación Federal de Impuestos”, se detalló.

El comunicado de la liga de mandatarios que integra María Emilia Soria resalta que de la comparación de los meses de febrero y marzo del corriente año, los ingresos recibidos han sufrido una caída superior al 18%.

“Esta situación provoca un mayor alarmismo al considerar que, durante el mes de marzo, solo transcurrieron 10 días de aislamiento”, se amplió.

Por otra parte, en reuniones virtuales mantenida entre, los secretarios de Hacienda municipales y técnicos del Ministerio de Economía, estos últimos han proyectado una caída más pronunciada para los meses de abril y mayo, sin conocer aún, el tiempo de aislamiento y las repercusiones que la flexibilizaciones de ciertas actividades comerciales y productivas provocaran en materia económica.

En este orden de ideas, el Gobierno Provincial calcula, una caída superior al 30%, entre los periodos devengados de febrero y mayo de 2020.

Si esta es la situación a esperar, los intendentes del Frente de Todos, queremos informar a la sociedad rionegrina en su conjunto que, la salud financiera de la “primera trinchera social”, está severamente comprometida y con ella, todo el tejido social de cada uno de las ciudades de la provincia”, se alertó.

Por eso solicitaron “una mayor apertura en los datos económicos y en las apreciaciones técnicas consideradas a los efectos de estimar las posibles caídas de los ingresos, con el firme propósito de fortalecer la transparencia y el dialogo político, entre el Gobierno Provincial y los municipios de este espacio político”.


Comentarios


Ya se utilizó el 53% de presupuesto anual de Desarrollo Social del municipio en Roca