A partir del 2022, Neuquén usará regalías para un fondo anticíclico

La Legislatura aprobó hoy la ley que entrará en vigencia en un año. Se nutrirá de regalías excedentes y tendrá por objetivos compensar ciclos de caída de recursos o atender emergencias. También promoverá obras de desarrollo y diversificación productiva.




La Cámara volverá a sesionar mañana para darle tratamiento en particular. Foto: Florencia Salto.

La Cámara volverá a sesionar mañana para darle tratamiento en particular. Foto: Florencia Salto.

Con 23 votos a favor y ocho negativos, la Legislatura de Neuquén sancionó esta tarde, en general, la ley que crea un Fondo de Estabilización y Desarrollo del Neuquén (FEDEN) o fondo anticíclico que tendrá por fin compensar períodos de crisis y promover la diversificación productiva de la provincia. La norma entrará en vigencia el 1 de enero de 2022.

El Movimiento Popular Neuquino reunió el respaldo de sus bancadas aliadas, de Juntos por el Cambio y un Frente de Todos dividido para aprobar la iniciativa que unificó seis proyectos, uno de ellos presentado por el gobernador Omar Gutiérrez.

“Estamos decidiendo qué modelo de desarrollo queremos para los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de cara a los desafíos inciertos que el futuro nos está planteando”, fundamentó Liliana Murisi (MPN), quien encabezó los debates y pulió el despacho que hoy se trató en el recinto. Definió la ley como “dos herramientas estratégicas”, un subfondo de tipo fiscal para “hacer frente a los ciclos económicos, situaciones de catástrofes y de emergencia” y otro para promover el desarrollo sustentable de Neuquén más allá de los hidrocarburos.

“El fondo se nutrirá de recursos excedentes de regalías de petróleo y gas sin comprometer las necesidades de recursos que requiera la provincia y los municipios para funcionar”, explicó.

La ley establece reglas fiscales para que el Poder Ejecutivo pueda echar mano de los recursos e indica qué porcentaje de los ingresos tendrán como destino el fondo cuyo formato será un fideicomiso.

La diputada Leticia Esteves (Juntos por el Cambio) defendió su respaldo en que fue parte de la plataforma de campaña del espacio y que “era algo de lo que Pechi (el fallecido intendente, Horacio Quiroga) hablaba y en lo que creía mucho”. “Es una ley para el futuro de todos los neuquinos”, aseguró.

También Laura Bonotti (Siempre) dijo que ayudará a “contener la volatilidad” de la economía de la provincia y comparó la ley sancionada con una similar de Alberta, provincia petrolera de Canadá, que “no tenía reglas fiscales claras e hizo que los gobernadores jugaran con ellas hasta que los recursos se diluyeron en el tiempo”.

La sesión fue nuevamente mixta, con diputados que asistieron de forma remota. Foto: gentileza.

Los votos en contra fueron del FIT, la Democracia Cristiana y la mayoría del Frente de Todos. Sólo Mariano Mansilla y Teresa Rioseco acompañaron la norma desde la bancada kirchnerista.

En cambio, Lorena Parrilli (Frente de Todos) dijo que “se perdió una oportunidad histórica” porque el subfondo para el desarrollo “quedó formulado como meros enunciados que en concreto no dicen nada”. También cuestionó la composición del Consejo de Administración que decidirá su uso, por tener una composición mayoritaria del Ejecutivo. “Va a ser el fondo del gobierno, no del pueblo neuquino”, sostuvo.

Carlos Coggiola (Democracia Cristiana) analizó que la comparación con fondos soberanos como los de Canadá o Noruega a los que se aludió a lo largo del debate no correspondía porque “no son de la misma realidad”. “El déficit de infraestructura, de los sistemas de salud y educación, y la deuda pública que vamos a tener todavía que amortizar varios años más, indudablemente, colisionan con cómo está planteando este fondo”, advirtió.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


A partir del 2022, Neuquén usará regalías para un fondo anticíclico