Advierten por aumento de casos de síndrome urémico hemolítico en niños

En el hospital Castro Rendón hay dos niños internados. Recomiendan mejorar las condiciones de higiene.



Desde el Hospital Castro Rendón confirmaron que los dos niños internados evolucionan favorablemente. Foto: Juan Thomes.

Desde el Hospital Castro Rendón confirmaron que los dos niños internados evolucionan favorablemente. Foto: Juan Thomes.

Desde el área de Nefrología del hospital Castro Rendón de Neuquén  recomendaron extremar la prevención con higiene y acudir a una consulta ante la aparición de los síntomas del síndrome urémico hemolítico en niños. Constataron un incremento de casos en el país y en la región.

La nefróloga Flavia Ramírez confirmó, declaraciones radiales, que dos niños de dos años de edad permanecen internados en el hospital. Fueron derivados desde Junín de los Andes y Zapala por presentar signos de la enfermedad.

Agregó que desde hace más de un mes se viene registrando un aumento de casos en todo el país y que la región no escapa a esa realidad. Pidió tener especial atención a los primeros síntomas que puede ser la aparición de diarrea y sangrados, pequeñas manchas en la piel y palidez.

No hay causas para entender, por ahora, el incremento de pacientes. Por eso Ramírez recomendó extremar los cuidados básicos debido a que es una enfermedad que deja secuelas permanentes, en algunos casos agudas, en quienes la contraen. Básicamente planteó higienizarse antes de tomar contacto con alimentos, tomar agua potable y cocinar la carne de manera uniforme y evitar los puntos de cocción medios.

La enfermedad se produce por una bacteria, escherichia coli, presente en las heces. Al llegar al intestino de los menores de edad infecta la sangre y ataca centralmente el riñón.

La profesional aseguró que esta enfermedad es al segunda causa de trasplantes de riñón del país en menores de edad pero que también afecta a otros órganos.

Respecto de los menores internados aseguró que evolucionan de manera favorable.


Comentarios


Advierten por aumento de casos de síndrome urémico hemolítico en niños