Arranca el proceso para renovar la Defensoría del Pueblo en Bariloche

Se requieren 8 votos y nadie tiene hoy garantizada esa mayoría en el Concejo. Para el 15 de mayo debe estar definido el nuevo titular del organismo autónomo.

LLos concejales deben llegar al consenso para designar al próximo defensor del Pueblo de Bariloche. Archivo

LLos concejales deben llegar al consenso para designar al próximo defensor del Pueblo de Bariloche. Archivo

La fragmentación del Concejo Deliberante de Bariloche, con una composición de cinco bloques y ninguno con mayoría absoluta, obligará a los ediles a negociar y llegar a un acuerdo para lograr los ocho votos que requiere la designación del próximo titular de la Defensoría del Pueblo, cuyo nombre deberá estar resuelto a mediados de mayo.

El complejo panorama a futuro motivó que los concejales ya inicien conversaciones por el proceso de renovación de autoridad en el organismo autónomo y el miércoles, en comisión Legislativa, definirán el cronograma con fechas para la apertura de inscripciones y la audiencia pública que es obligatoria.

Beatriz Oñate, actual defensora del Pueblo, cumple su mandato el 15 de mayo. A pesar de su origen peronista y vinculación con el sindicato mercantil, la abogada llegó a ese cargo con el respaldo de Juntos Somos Río Negro y el Pro, pero luego los concejales del entonces Frente para la Victoria, que impulsaban la reelección de Andrea Galaverna, acompañaron la designación para que la defensora llegue con el consenso y respaldo necesario para el cargo.

Natalia Almonacid, presidenta del Concejo Municipal, precisó que ya comenzaron a dialogar acerca del proceso administrativo para la designación del futuro defensor porque se debe abrir las inscripciones con 90 días de anticipación.

Los postulantes tendrán 20 días hábiles para anotarse y completar la documentación que entre otras cosas exige un proyecto para llevar adelante en el organismo, luego se debe llamar a audiencia pública para la presentación de cada uno de los inscriptos y a partir de allí se abre el período de impugnación. Almonacid dijo que se optó por recibir impugnaciones posterior a la audiencia “para garantizar la participación”.

Una vez cumplidos estos pasos, comienza la negociación en el Concejo Municipal. Para designar al futuro defensor se necesitan 8 votos de los 11 concejales, y ningún bloque tiene garantizada la mayoría para imponer un nombre. “Se va a requerir acuerdos, negociaciones y diálogo para llegar al consenso”, señaló Almonacid.

La presidenta del Concejo admitió que será un ardua tarea y dijo que por esta situación se inicia con tiempo el procedimiento.

También los concejales definieron que el informe anual de la defensora del Pueblo será el 18 de marzo, en la segunda sesión del año, y se evitará que coincida esa exposición con el registro de inscripciones, especialmente para que no afecte a los interesados en acceder al cargo en caso de que Oñate se postule para renovar.

El cargo de defensor del Pueblo, que tiene mandato por 4 años, ha demostrado interés en las últimas dos convocatorias. En 2013, cuando fue designada la médica Andrea Galaverna, se inscribieron 30 personas, y en 2017, cuando fue elegida Oñate, se habían postulado 21 interesados.

En números

$19,2 millones
fue el presupuesto de la Defensoría del Pueblo en 2020.
15
personas contratadas políticas tiene el organismo, entre ellos la titular Beatriz Oñate.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Arranca el proceso para renovar la Defensoría del Pueblo en Bariloche