Loeb logró una histórica victoria en el Rally de Montecarlo

El múltiple campeón se impuso en la primera prueba del Mundial en la era híbrida.





Sebastien Loeb se impuso en el clásico Rally de Montecarlo y fue el primero que ganó en la era híbrida del WRC. Gentileza.

Como si no hubiera pasado el tiempo, Sebastien Loeb volvió a ganar esta mañana una prueba del Rally Mundial y lo hizo ni más ni menos que en Montecarlo, después de una tremenda batalla con Sebastien Ogier que recién se definió en el último tramo del estreno del certamen y de la era híbrida.


Con un poco de fortuna por la rotura de un neumático que sufrió Ogier en su Toyota, cuando estaba dominado la general en el tramo 16, que lo relegó considerablemente y lo llevó a perder el liderazgo, el nueve veces campeón salió al último parcial con cierta tranquilidad del trabajo realizado.


Para colmo, Ogier sufrió una penalización de 10 segundos por adelantarse en la largada, por lo que Loeb, con una ventaja de 19s 5/10, simplemente tenía que llegar en un tiempo normal para asegurarse el triunfo, que fue lo que hizo y que sirvió para ratificar que sigue vigente, dispuesto a agrandar su leyenda en el WRC.


La remontada de Loeb era difícil, pero no imposible. La única opción del piloto de Ford era acelerar con todo en cada uno de los cuatro tramos de la última etapa y esperar, cosa improbable, que Ogier cometiese un error o que tuviera algún tipo de problema.


El miedo de Ogier a la rotura de los neumaticos fue real, tanto que en la parte final del penúltimo tramo sufría uno en el delantero izquierdo de su Toyota, haciéndole perder 34 segundos y lo aprovechó Loeb, quien quedó adelante por 9s 4/10 con sólo el Power Stage para definir al ganador.


Ogier, fiel a su estilo, aceleró todo en el último tramo de la prueba y descontó buena parte de la diferencia con la que Loeb encaró la definición de la emblemática primera prueba del Mundial por 10s 5/10, por lo que sin la penalización igual le alcanzaba al nuevo piloto de Ford para lograr la victoria frente a la figura de Toyota.


Si bien su trabajo no le alcanzó para lograr un lugar en el podio, Kalle Rovanpera con otro de los Toyota ganó el Power Stage y fue el único que repitió victorias en los tramos junto a Ogier y Loeb, aunque los problemas en su auto en la primera etapa lo sacaron de la pelea en la general.1m 39s


Loeb completó las tres etapas y los 17 tramos de velocidad en 3h 00m 32s 8/10, relegando a Ogier por 10s 5/10 y a Craig Breen, en otro notable trabajo con su Ford, a 1m 30s 8/10. Completaron Rovanpera;Guy Greensmith, con el tercer Focus, y Thierry Neuville, el abanderado de Hyundai que tuvo un mal comienzo en la era híbrida.

Ogier estuvo adelante hasta que la rotura de un neumático de su Toyota le hizo perder mucho tiempo y lo aprovechó Loeb. Gentileza.


Para Loeb, dueño de nueve títulos en su campaña en el WRC, repesentó su 80 victoria y la octava en Montecarlo, igualando el récord de Ogier, y siendo el primero en ganar en la era hídrida y con una marca que no es Citröen. Para su flamante navegante Isabelle Galmiche fue la primera.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Loeb logró una histórica victoria en el Rally de Montecarlo