#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Baja de regalías: Río Negro pierde 265 millones por mes

Si persiste, el impacto en el año rondaría los 2.650 millones. El gobierno provincial, con sus pares de Estados petroleros, insiste con un precio sostén frente a la baja del valor internacional.



Alerta petrolera. El impacto del precio del crudo ya se nota en las cuentas públicas, y se advierte en su actividad económica. Foto: archivo.-

Alerta petrolera. El impacto del precio del crudo ya se nota en las cuentas públicas, y se advierte en su actividad económica. Foto: archivo.-

El gobierno provincial está preocupado por el coronavirus, pero también por la baja internacional del petróleo, cuyo impacto mensual para los ingresos Río Negro está en los 265 millones de pesos. Si la situación persiste en el 2020 representaría unos 2.650 millones por ingresos directos por regalías y, también, por baja en la recaudación de Ingresos Brutos.

El año pasado, el precio internacional del petróleo llegó a perforar los 70 dólares mientras ayer cerró en un poco más de 28 dólares. Con estos últimos valores, la baja ronda el 60%, que se trasladará a lo que las provincias perciben por regalías.

En Energía, también, se evalúa el impacto laboral de la caída por la retracción en la actividad del sector que se generará con los nuevos valores.

La secretaria energética, Andrea Confini, explicó que las provincias esperan una respuesta nacional al pedido de un precio sostén, planteado en los 54 dólares, frente al impacto negativo que la reducción del precio internacional genera en los Estados petroleros.

Confini admitió un costo para Río Negro, en estas condiciones, de 2.650 millones en el año por regalías y consecuente reducción de recaudación en Ingresos Brutos. Además, habló del riesgo por la desaceleración de la actividad, que ocupa unos 1.900 puestos en la provincia, en forma directa e indirecta.

Además, la funcionaria enfatizó que el precio del combustible en los surtidores se mantiene aún la baja del valor del petróleo. “Por eso, entendemos que es factible un precio sostén para las provincias, porque no existe variación en el valor del combustible, fijado con un costo de 54,5 dólares”, resaltó.

Ingresos del 2019

6050
millones de pesos fue lo que Río Negro percibió por regalías, concentradas especialmente en petroleras.

Días pasados, en la Ofephi –que reúne a las provincias petroleras– se acordó reclamar un monto sostén en 54 dólares por barril, procurando restituir un precio criollo que se utilizó hasta el 2017 cuando la Nación volvió a la referencia internacional.

Esa organización pretende para esta semana una respuesta del titular de Energía de Nación, Sergio Lanziani.

No hay ninguna certeza de esa contestación nacional. Ayer, el senador Martín Doñate afirmó que la Nación trabaja en el tema aunque reclamó “mesura” en el debate público.

Igualmente, sectores institucionales unifican posturas. El jueves pasado, el bloque Patagónico del Frente de Todos –entre ellos la titular de la bancada rionegrina, María Eugenia Martini– transmitió su “profunda preocupación por la pérdida de puestos en el sector, la baja de niveles de producción, exploración e inversión, y la merma de los ingresos provinciales por regalías, a partir de la caída del valor del barril de petróleo”.

Valoró que la Nación “nos está convocando a un acuerdo Energético y Social” donde “todos los actores de la actividad realicen un aporte” para “proteger empleos, producción e ingresos fiscales”. En esa línea, los parlamentarios entienden que “una de las alternativas para permitir esa sustentabilidad es la de fijar un precio sostén” pero, además, “congelar el valor en los surtidores, garantizar los niveles de producción y exploración, reactivando de esta manera los puestos de trabajo, revirtiendo así la paralización de la actividad”. Pero si la economía en general no se mueve nada de esto puede aplicarse.


Con nota al presidente, Weretilneck solicitó "medidas urgentes"

El senador de JSRN, Alberto Weretilneck presentó un proyecto de comunicación en la Cámara Alta y remitió una nota al presidente Alberto Fernández en favor de un “precio criollo para el petróleo –del orden de 54 dólares por barril– que permita continuidad en la actividad y evitar el problema social que se generaría si se pararan equipos, más el efecto negativo sobre las arcas de las provincias productoras, donde la recaudación por regalías caería en forma proporcional a la disminución del precio”.

Además, el ex gobernador advirtió que “si no tomamos medidas urgentes, no sólo bajará drásticamente la recaudación, sino que además se perderán miles de puestos de trabajo”.

Según sus cálculos, “el conjunto de provincias petroleras, con los actuales valores, perderán unos $ 3.800 millones mensuales”.

Para Río Negro, Weretilneck proyectó una caída de los ingresos por regalías de unos 2.160 millones, que “representa una reducción del 33% en relación a la proyección anual previa a la caída del precio del barril”.

Agregó que seguiría una “baja del 10% de la producción, afectando a las actividades relacionadas”, en forma directa o indirecta, y una reducción de la inversión de explotación, y falta de exploración derivada de “la cancelación de las inversiones proyectadas, como también, caída de puestos de trabajo. Completó que “una menor producción generará un efecto adverso en lo que Río Negro percibe por Ingresos Brutos, que estimó en 430 millones” y concluyó con una “pérdida total de 2.590 millones, equivalente al 75% de la masa salarial mensual”.


"No es momento para proyectos demagógicos"

El senador del Frente de Todos, Martín Doñate, pidió “mesura” en el debate por las regalías. “No es momento para proyectos demagógicos”, resaltó.

La Nación se está ocupando, incluso el presidente Fernández anunció en el Congreso que se trabaja en una nueva ley de hidrocarburos. El tema –agregó– se venía trabajando antes del coronavirus cuando los precios se descompensaron por la disputa de Rusia y Arabia Saudita”.

No hizo referencia, pero el senador pareció estar molesto con el iniciativa de Weretilneck en referencia a un precio sostén. “El gobierno atiende y atenderá. No es momento de proyectos demagógico. Se trabajara con la gobernadora para buscar compensaciones en esta crisis sanitaria”.

Admitió que el valor sostén es una opción pero “las provincias no se salvan solas. Debe existir mesura y nadie puede sacar provecho ni ventaja. El presidente, con su liderazgo, se está ocupando”.


Comentarios


Baja de regalías: Río Negro pierde 265 millones por mes