Bariloche suma una especialidad nueva para tratar el cáncer

A partir de ahora, algunas patologías como cuello de útero, endometrio y próstata, pueden recibir el tratamiento de braquiterapia de alta tasa de dosis.



La sala de braquiterapia consiste en un quirófano especial para tratar a los pacientes con algunas patologías de cáncer. Gentileza

La sala de braquiterapia consiste en un quirófano especial para tratar a los pacientes con algunas patologías de cáncer. Gentileza

Bariloche cuenta, a partir de ahora, con un servicio único en la provincia para el tratamiento de algunas patologías de cáncer. Este tratamiento, denominado braquiterapia de alta tasa de dosis, consiste en utilizar pequeñas fuentes radiactivas que se colocan en el cuerpo para que tengan contacto directo con el tumor.

Este servicio se incorporó en la Fundación Intecnus, que depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea), la Fundación Escuela Medicina Nuclear y la Fundación Centro Diagnóstico Nuclear.

Según informó la institución médica, la radioterapia es la especialidad que se encarga del tratamiento del cáncer en sus diferentes estadios y se divide en dos: la teleterapia o radioterapia externa, que se realiza mediante el uso de aceleradores lineales (que funciona en Bariloche desde 2018), y la braquiterapia o radioterapia interna, que se lleva adelante mediante el uso de pequeñas fuentes radiactivas (semillas) que se colocan en contacto o dentro del tumor, de manera temporal o permanente.

El nuevo servicio comprende un quirófano especial instalado en una sala blindada en la que está alojado un equipo de braquiterapia de alta tasa de dosis con 20 canales, que utiliza una fuente de cobalto-60, un equipo de rayos X tipo arco en C, una mesa de anestesia y un ecógrafo.

Se utiliza principalmente para realizar tratamientos en cáncer de cuello de útero, de endometrio y de próstata, y ya tuvo en Bariloche los primeros cuatro pacientes.

Una de las ventajas del tratamiento es que es ambulatorio y permite al paciente continuar con su vida normal sin la necesidad de permanecer aislado luego del procedimiento, remarcaron desde Intecnus.

Alejandro Álvarez, médico en el Servicio de Radioterapia de Fundación Intecnus, destacó la importancia de esta característica debido a que -según explicó- “en ciertos tumores como el de cuello de útero, la teleterapia y la braquiterapia son formas de tratamiento complementarias; no se puede reemplazar a una por otra”. Al disponer en bariloche de las dos técnicas el paciente puede realizar todo el proceso en el mismo lugar y completar su ciclo terapéutico.

En la braquiterapia de alta tasa de dosis “se utilizan pequeñas fuentes cerradas o encapsuladas que se colocan en contacto o dentro del tumor para administrar en un corto período de tiempo una dosis alta de radiación, por eso se denomina a la práctica como de alta tasa de dosis”, explicó Klaus Orgaz, oncólogo radioterapeuta de Bolivia que se entrena en Intecnus.

Según detallaron los profesionales, un tratamiento de braquiterapia de alta tasa de dosis puede tener un ciclo de hasta 4 aplicaciones de manera ambulatoria. Cada aplicación tiene una duración de entre 5 y 15 minutos.

En este tipo de tratamiento, al finalizar el procedimiento, “el paciente no lleva ninguna fuente consigo y no puede irradiar a otras personas, evitándose así controles y precauciones posteriores”, remarcó Álvarez.


Comentarios


Bariloche suma una especialidad nueva para tratar el cáncer